Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Internacional  >  Artículo

Víctimas de las minas de la muerte en Marruecos, protestan pidiendo mejores oportunidades de empleo

Por   /  18 mayo, 2018  /  No hay comentarios

La muerte acecha a los mineros del carbón en el norte de Marruecos

Sin importar las restricciones impuestas por las autoridades los pobladores de Yerada, en Marruecos, se han ido a protestar a la calle tras la muerte de un par de hermanos ahogados en las llamadas minas de la muerte.

Casados de tanta pobreza, de las malas condiciones de trabajo en estas minas de la muerte, cerradas hace dos décadas y pese a ello se ven obligados a arriesgar a diario la vida en ellas para poder llevar el sustento al hogar ante la falta de otras alternativas de trabajo.

Por eso y por la cantidad de muertes que se han producido, los vecinos suben a diario la montaña para reclamar un trabajo digno, protestar y pedir que liberen a los manifestantes que han sido atrapados por las autoridades, según las fuentes la cantidad de manifestante supera las 1.500 personas.

Desde el pasado mes de diciembre hasta marzo del presente año son cuatro las víctimas que han cobrado las minas de la muerte, los dos hermanos (Jeduane y Hussain) se ahogaron a 140 metros de profundidad mientras abrían una pared, un minero que se hundió junto con el pozo donde se encontraba y otro que sufrió una descarga eléctrica proveniente del generador que daba energía a la mina.

Víctimas de las minas de la muerte en Marruecos, protestan pidiendo mejores oportunidades de empleo

Estas personas se ven en la necesidad de trabajar en las condiciones más precarias e inseguras que pueden existir en estos casos, son cerca de 2.000 mineros provistos de maquinarias obsoletas y oxidadas, que incumplen los mínimos protocolos de seguridad y aun así acuden a diario a jugarse la vida en las que ellos mismos han denominado como las minas de la muerte, que según relatan ha cobrado al menos la vida de 9.000 personas desde 1927 hasta estos tiempos.

En Zagora, otra región de Marruecos, se supo de la muerte de otros dos jóvenes, uno de ellos aún menor de edad, quienes trabajaban en una mina buscando un mineral al parecer muy preciado y por un salario insignificante de apenas 9 euros el día.

Otro joven de 16 años falleció en una mina ubicada en Figuig mientras buscaba plomo junto a su padre, el periodista Hicham Houdaifa se ha dedicado a denunciar la actividad que cientos de mujeres y niñas realizan en Mibladen, que consiste en la extracción de minerales de las minas de plomo a riesgo de sus vidas ya que es la única forma de llevar el sustento diario a las familias, el mismo señala que es una situación que se repite en todo Marruecos, ya que no hay otras fuentes de trabajo.

Pese a las promesas del gobierno de Marruecos a principios de este año, comenzando con el cierre de las minas clandestinas, pasando por brindar oportunidades de empleo en las zonas industriales del país y para las mujeres la participación de la recogida de la fresa en Huelva, pero hasta la fecha no se ha cumplido ninguna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

La historia judía puede ser usada como un arma para combatir el antisemitismo

Read More →