Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Ventajas de las piscinas desmontables: la mejor solución para refrescarse en verano

Por   /  2 mayo, 2019  /  No hay comentarios

En verano todo el mundo quiere tener una piscina cerca. Las altas temperaturas las convierten en un elemento casi indispensable para poder sobrevivir entre mayo y septiembre, cuando más necesitamos refrescarnos. Si nuestro lugar de veraneo no dispone de esta instalación y acudir a una piscina pública nos parece incómodo, existe otra solución: las piscinas desmontables.

Solo necesitas un pequeño jardín o patio donde poder montarla de forma muy sencilla y sin complicaciones. Las piscinas desmontables están cada vez más demandadas pues no se quiere renunciar a la comodidad de una piscina privada. Lo cierto es que existen piscinas de todo tipo para adaptarse a las necesidades del consumidor. Sin duda, las mejores piscinas desmontables son todas aquellas que te permiten pasar momentos divertidos y refrescantes con toda tu familia.

Piscinas desmontables por tamaño y forma

Piensa en cuántos miembros sois en la familia y si recibís visitas constantemente. El tamaño de la piscina juega un papel importante y lo eliges tú, aunque lógicamente vendrá determinado por las dimensiones del jardín. También puedes escoger entre distintas formas: circulares o rectangulares, que suelen ser las más espaciosas; cuadradas, para espacios más reducidos y ovaladas, evitando las esquinas que pueden resultar incómodas.

Piscinas desmontables por materiales

Podemos encontrarlas de muchos materiales, dependiendo del precio y de la durabilidad y fortaleza del material. Las estructuras de las mismas pueden estar fabricadas con acero inoxidable, poliéster, resina, PVC o con acabados de imitación de madera, entre los materiales más habituales. Estas últimas tienen un aire mucho más elegante, es la opción más estética, ideal para quienes cuidan la imagen. Dependiendo del material que se utilice serán más o menos sencillas de montar aunque, en general, están pensadas para que el trámite sea rápido y en un solo día puedas disfrutar de un baño relajante.

Complementos de piscinas desmontables

Las mejores piscinas desmontables incorporan una serie de complementos que facilitan tanto el baño como la conservación y la duración de la piscina. Encontramos por un lado, las escaleras que nos ayudan a entrar y salir de manera sencilla, sobre todo en aquellas piscinas con bastante altura. Los niños y las personas con movilidad reducida agradecerán una piscina con este extra, que aporta seguridad. Por otro lado, podemos encontrarnos piscinas con cubierta, cuya función es proteger de la luz y del aire y prolongar la vida útil del agua, impidiendo que se ensucie con facilidad.

Para mejorar la calidad del agua en la que nos bañamos, también se puede contar con un clorador salino, que evita la formación de hongos y con una depuradora, que elimina impurezas del agua.

Piscinas hinchables

Existe otra tipología de piscinas desmontables: las hinchables. A pesar de lo que pueda parecer este producto es muy resistente y seguro y, al mismo tiempo, es más económico. También ofrece una gran disponibilidad en cuanto a tamaños, formas, colores y texturas y cuentan con complementos como toboganes – con limitaciones de uso según edad y peso -, además de artículos para su limpieza y mantenimiento.

Ventajas de las piscinas desmontables

No necesitan obra: Al contrario que las piscinas enterradas o de obra, con este tipo de artículo no es necesario agujerear el suelo de tu jardín. Son piscinas desmontables cuya instalación es sencilla. Como mucho, deberás preparar el terreno donde vayan a instalarse ya que este debería ser liso y sin obstáculos de por medio. Debe estar bien compactado, uniforme y nivelado. De esta manera nos aseguramos que no se deteriore con el uso.

De quita y pon: Debido a esta facilidad en el montaje son piscinas que se pueden trasladar de un lugar a otro mientras haya un espacio adecuado donde situarlas. Así, cuando la temporada de calor termina, no siguen ocupando espacio en el jardín, se pueden desmontar y guardar hasta su siguiente uso.

Son adaptables: ¿Tú jardín tiene una forma poco convencional? No te preocupes, dispones de una gran cantidad de formas y tamaños para elegir la que mejor encaje.

Mayor ahorro: Como no es necesario hacer obra, las piscinas desmontables suponen una solución más económica que las piscinas enterradas.

Son sólidas, resistentes y seguras: Tienen mucha resistencia a la rotura y están fabricadas con materiales fuertes y duraderos.

Son fáciles de limpiar y tienen un mantenimiento sencillo: Si te ayudas de una depuradora, un clorador y una cubierta para taparla, el agua permanecerá limpia durante mucho tiempo.

Son estéticas: La variedad de colores, formas y acabados – como la madera – te permiten elegir la que vaya más con tu estilo y con la decoración de tu vivienda y tu jardín.

Duran mucho tiempo: En la actualidad la calidad de fabricación de este tipo de piscinas es muy alto y los estándares de seguridad son cada vez más exigentes. Por tanto, la durabilidad de los materiales es elevada. Podrás disfrutar de piscina durante mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Protege todos los datos de tu empresa

Read More →