Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Internacional  >  Artículo

Un primer ministro para todos, la promesa de Boris Johnson

Por   /  3 enero, 2020  /  No hay comentarios

Desde una villa privada situada en el paraíso caribeño de Mustique, lugar donde espero la llegada del nuevo año 2020 disfrutando de la compañía de su pareja, Boris Johnson hizo una promesa en donde expresaba su deseo de convertirse en el primer ministro para todos y cada uno de los británicos.

Utilizando un tono un poco más cercano y no tan populista, el conocido líder conservador dio a conocer su intención de relacionarse con los partidarios de la permanencia en la UE como “amigos e iguales”, esto luego de que finalice el Brexit el último día del mes de enero.

Johnson indicó que a pesar de que sabía que muchos no se consideraban “tories” naturalmente y que le había prestado los votos, era bastante consciente de que había millones de personas que había votado y que ahora mismo estaban muy frustrados por el resultado dado.

También dijo que el amor que los habitantes sentían por su país no era meno solo por el simple hecho de haber dado su voto a otro partido, o solo por apoyar en su momento la permanencia.

Es el momento de que se pase la hoja de la incertidumbre, del rencor y de la división que ha venido manteniendo un enorme dominio sobre la vida pública y que además, había retenido a todos durante mucho tiempo.

Esto fue lo que dijo Boris en llamado a la unión para que 2020 se convierta no solo en un año fantástico, sino también en una década repleta de oportunidades y prosperidad.

A pesar de todos los intentos por querer desmarcarse abiertamente de quien es hoy el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, Johnson tiene todos los billetes necesarios para lograr finalmente este reciente año 2020 su consagración como el representante europeo con mayor notoriedad de la ya conocida ola de populismo que hoy en día sacude la política en todo el mundo.

La gran mayoría de los analistas aseguran que las piezas que pudieron mover en el transcurso de los dos primeros meses, con la finalización del Brexit y también con la presentación del presupuesto, será suficiente para finalmente descifrar el “enigma” Boris y al mismo tiempo calibrar si realmente estamos frente a un líder que posee instintos autócratas.

Las llamadas ocasionales dirigidas siempre a la reconciliación, contrastan mucho hasta el día de hoy con aquella retórica incendiaria expresada en el Parlamento, cuando apenas llevaba unos 4 meses en su cargo y con esa forma tan particular de pasar el rodillo justo después de alcanzar la mayoría absoluta, impugnando cada una de las enmiendas por parte de la oposición a su popular ley de Brexit.

También, imponiendo un calendario rápido para llevar a cabo una serie de negociaciones para conseguir otro acuerdo comercial con la Unión Europea en apenas 11 meses.              

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Merkel apela a la solidaridad internacional para combatir la pandemia

Read More →