Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Traducciones juradas: todo lo que debes saber

Por   /  20 diciembre, 2018  /  No hay comentarios

Hay determinadas situaciones o eventos que requieren de la ayuda de un traductor jurado. Puede que se nos haya presentado la oportunidad de trabajar en el extranjero, o cursar estudios. Como es lógico, para cualquiera de estas acciones nos hará falta entregar una determinada serie de documentos. Nos pedirán que demostremos, en un idioma distinto al nuestro, los méritos logrados en nuestro país de origen.

En algunos destinos, como Reino Unido, no valdrá con mandar una fotocopia y esperar que todo esté bien. Necesitaremos una traducción certificada en el mismo idioma.

Y es aquí en donde juega un papel muy importante el traductor jurado.

Si te interesa el tema, sigue leyendo para conocer toda la información pertinente:

¿Qué son las traducciones juradas?

Podemos definir el concepto de traducción jurada como una traducción oficial que tan solo puede hacer un traductor autorizado, una persona que conozca el idioma, pero que también debe estar acreditado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

Es decir, que este profesional, para ser nombrado traductor jurado, habrá tenido que formarse, habrá aprobado exámenes y superado todas las pruebas que se le exigen. Así se pueden comprobar sus habilidades lingüísticas y conocimientos en el ámbito legal.

Teniendo en cuenta la importancia que tienen estos documentos, no podemos elegir a cualquier traductor, si no a uno en el que realmente confiemos que va a hacerlo bien, que la traducción será precisa.

Puedes confiar en este servicio de traductor jurado en Barcelona, capaz de ofrecerte un presupuesto gratuito para que puedas comprobar si se adapta a tu presupuesto.

¿Qué diferencias existen entre las traducciones juradas y las que no lo son?

Es lo primero que nos vamos a preguntar cuando nos pidan estos documentos. Aunque puedan parecer lo mismo, una traducción jurada se caracteriza por llevar distintivos que acreditan la legitimidad de la traducción (es decir, que todo lo que se expone en la misma es cierto).

Estos distintivos son la firma y el sello que pondrá el jurado acreditado mediante la MAEC. Se establece que deben de aparecer a lo largo de todas las páginas que componen el documento.

También son símbolos distintivos de responsabilidad: si hubiera algún tipo de disconformidad con la traducción, toda la responsabilidad legal recaerá sobre el profesional (siempre y cuando fuera un error suyo)

¿Qué documentos se pueden traducir?

Realmente se puede traducir cualquier documento para convertirlo en una traducción jurada, aunque no tiene sentido si los organismos competentes no lo solicitan de esta manera. Es más habitual que este recurso se solicite a la hora de acceder a un puesto de trabajo o a la hora de cursar estudios en universidades.

En el caso de un currículum vitae, cuando queremos trabajar en el extranjero, lo que se hace es traducirlo, pero raramente se exigirá una traducción jurada oficial.

Estos son algunos de los documentos que suelen traducirse y se juran:

  • Título académico o certificado de notas expedidos por las universidades.
  • Certificado de antecedentes penales: Este documento se habrá solicitado previamente en el Ministerio de Justicia.
  • Informe de vida laboral: Se solicita en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.
  • Certificados varios: Pueden ser certificados de nacimiento, de matrimonio o de divorcio emitidos por el registro civil.
  • Certificado de salud: Documentos facilitados por un hospital, centro médico o ambulatorio.
  • Otros: También se suele requerir una traducción jurada si estamos hablando de un documento redactado por el Consulado, Embajada y otros organismos relacionados.

¿Qué validez tiene una traducción jurada?

Las traducciones juradas tienen validez en casi todos los países del mundo. Te permite obtener unas credenciales con las que probar que has terminado una determinada carrera, que has cursado un máster, que conseguiste una buena nota media, que estás casado, soltero o cualquier otro estado civil, entre otros muchos trámites.

El resultado es una traducción completamente original que se debe de entregar en el organismo o en la entidad en donde sea solicitado. Los elementos distintivos tendrán validez dentro de estos países: los organismos competentes sabrán identificarlos y comprobar que es un documento verídico.

¿Dónde podemos encontrar un buen traductor jurado?

Como ya hemos comentado, teniendo en cuenta que estos documentos son tan importantes, habrá que asegurarse de que el traductor jurado nos puede dar el servicio que buscamos.

Una buena manera de hacerlo es echar un vistazo al listado oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. En el caso de que tengas alguna pregunta, no lo dudes y pregunta tantas veces como lo necesites.

La documentación con la que trabaja un traductor jurado puede ser muy variada, al igual que ocurre con cualquier trámite o papeleo que podamos llegar a utilizar. Siempre tenemos que consultar y preguntar por aquello que necesitemos a la hora de solicitar el puesto, empezar con los estudios, o cualquier otra cosa.

Ahora ya conoces la razón de ser de los documentos traducidos jurados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

5 ideas para lograr una casa cómoda y acogedora en el invierno

Read More →