Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Todo lo que debes saber sobre los desahucios: ¿Se pueden evitar?

Por   /  20 noviembre, 2019  /  No hay comentarios

Con el estallido de la burbuja inmobiliaria, la llegada de la crisis y los consecuentes problemas económicos, son muchas las familias que se han tenido que enfrentar a un desahucio, o que se tendrán que enfrentar en el futuro. 

Un desagradable proceso que, en muchos casos resulta desconocido y no se tiene del todo claro, por ello con la ayuda de http://desahucio.abogado/, un despacho especializado en desahucios en la Comunidad de Madrid, hemos preparado un artículo en el que te vamos a contar todo lo que debes saber sobre los desahucios

¿En qué consiste un desahucio? 

Un desahucio es un procedimiento legal a través del cual se priva a un inquilino de la posesión y uso de un inmueble, a través de una resolución judicial, debido a un incumplimiento del contrato de arrendamiento, que por lo general acostumbra a ser la falta de pago de la renta. 

Dentro de los desahucios también hay que hablar del desahucio exprés, presente en nuestro país desde el año 2013, que llegó como una serie de medidas impulsadas por el Gobierno de España para fomentar el alquiler, que están recogidas en la Ley de Medidas de Flexibilización y Fomento del Mercado del Alquiler. 

Con la entrada en vigor del desahucio exprés, el inquilino que se retrase en el pago de la renta del alquiler podrá ser desahuciado en un plazo de diez días, a partir que el inquilino haya puesto la correspondiente denuncia. 

¿Qué es la enervación del desahucio? 

La enervación del desahucio es una acción regulada por ley que puede realizar el inquilino, la cual consiste en el pago total de las mensualidades impagadas, antes de que se realice el juicio de desahucio. 

Si se lleva a cabo la enervación, automáticamente se anula el juicio, y el arrendatario podría continuar viviendo en el inmueble, manteniendo el mismo contrato de alquiler. Es un derecho con carácter excepcional que únicamente se puede usar una vez. 

¿En qué consiste el lanzamiento? 

El lanzamiento es el término que se utiliza cuando se ha dictado sentencia de desahucio, y el inquilino se niega a abandonar el inmueble. Podríamos decir que un lanzamiento es un desalojo forzoso del inquilino, pudiendo ser necesaria la intervención de la policía. 

Tal y como establece la Ley 1/2013 de 14 de mayo, de Medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social, el lanzamiento se puede suspender si existe un proceso judicial o extrajudicial de ejecución hipotecaria, que afecte a la vivienda habitual.

¿Qué colectivos son los más vulnerables para evitar un lanzamiento? 

La Ley cita a una serie de colectivos especialmente vulnerables para evitar un lanzamiento: 

· Familias numerosas.

· Familias monoparentales con dos hijos a cargo.

· Familiar con niños menores de tres años.

· Familias a cargo de personas con un grado de discapacidad superior al 33%. 

· Familias en las que el deudor hipotecario se encuentre en situación de desempleo y no pueda beneficiarse de las prestaciones correspondientes. 

· Familias en las que convivan dentro de la misma vivienda una o más personas unidas directamente con el titular de la hipoteca. 

· Familias en las que exista una víctima de violencia de género, siempre y cuando la vivienda sobre la que se va a producir el lanzamiento sea el domicilio habitual. 

¿Qué condiciones económicas pueden evitar un lanzamiento? 

Existen condiciones económicas para poder evitar un lanzamiento y conseguir una moratoria

· El conjunto de ingresos de los miembros de la familia no supere el límite de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). Este límite podría ampliarse a cuatro veces cuando se tenga a su cargo un familiar con una discapacidad superior al 33%, que no pueda acceder al mundo laboral. 

· El IPREM podría ampliarse a cinco cuando el ejecutado sea una persona con parálisis cerebral, padezca una enfermedad mental o una discapacidad intelectual superior al 33%. Asimismo, también podría darse esta situación en personas con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad superior al 65%. 

· Personas que padezcan enfermedades graves que les incapaciten para desempeñar una actividad laboral. 

· Que durante los últimos cuatro años, la unidad familiar haya sufrido una importante alteración de sus circunstancias económicas.

¿Qué ocurre si se cumplen todos estos requisitos? 

En el caso de que se cumpliesen todos los requisitos, tanto a nivel social como económico, que hemos citado anteriormente, será necesario que sean acreditados por el deudor a lo largo del procedimiento, antes de que se lleve a cabo la ejecución del lanzamiento. Para que se diera esta situación, es necesario presentar la documentación necesaria para la acreditación ante el juez que se encargue de todo este proceso. 

Esperamos haber solucionado todas las dudas relacionadas con los desahucios. De lo contrario, no dudes en contactar con JR Abogados, un despacho especializado en desahucios. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

El escritor J. Leyva presenta su nuevo trabajo, El Violín de Sherlock Holmes, una novela crítica y poética

Read More →