Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Sale al mercado un revolucionario método para combatir las infecciones vaginales recurrentes

Por   /  17 junio, 2019  /  No hay comentarios

En algún momento de nuestra vida, casi todas sufriremos algún problema relacionado con la salud de nuestra vagina. Aunque fáciles de tratar, estas afecciones pueden ser una molestia recurrente que puede llegar a alterar nuestro día a día. Por suerte, ahora se puede solucionar este problema de forma mucho más efectiva, gracias a la aparición de un nuevo tratamiento sinérgico, que trata el problema y ayuda a restaurar la flora bacteriana, actuando a la vez sobre los dos posibles focos de origen.

En este artículo hablaremos con claridad sobre este tema, y te ofreceremos toda la información que necesitas sobre el escozor y picor en la zona íntima, causas y tratamientos.

Prurito vulvar, escozor y picor

El prurito vulvar, la irritación, la sequedad y el picor vaginal, entre otras molestias; suelen ser señales de otros problemas. Por suerte,y más allá de la incomodidad que producen, no tienen porqué ser algo grave si se tratan correctamente y a tiempo. Por ello, si empiezas a notar estos síntomas, debes actuar de inmediato, ya que postergarlo puede dar lugar a problemas más serios.

El escozor vaginal, concretamente, puede indicar que existe algún tipo de infección. Entre las más comunes se encuentran la vaginosis bacteriana y la candidiasis.

Vaginosis bacteriana

La Vaginosis bacteriana es una alteración del equilibrio de los microorganismos presentes en la vagina. Esta contiene bacterias que son beneficiosas para nuestra salud, y otras que son problemáticas si su número es excesivamente alto. En condiciones normales, el número de microorganismos nocivos es bajo, sin embargo, cuando algo altera nuestra flora vaginal, haciendo que el número de bacterias beneficiosas decaiga, las bacterias perjudiciales empiezan a aumentar su presencia. Esto se debe a que los microorganismos que nos protegen normalmente son lactobacilos que producen ácido láctico y peróxido de hidrógeno. Este ácido láctico mantiene el pH ácido, lo cual impide que se den las condiciones necesarias para el sobrecrecimiento de las bacterias malsanas. El peróxido de hidrógeno, por su parte, mantiene a raya los microorganismos anaerobios, entre los que se encuentra Gardnerella vaginalis, cuya presencia domina el flujo vaginal turbio y maloliente característico de esta afección.

La vaginosis bacteriana es común a cualquier edad, pero suele estar asociada a una vida sexualmente activa en la que existe coito y a algunas infecciones de transmisión sexual (ITS), aunque no está considerada como una de ellas.

Candidiasis vaginal

La candidiasis, en cambio, es una infección que sí tiene un responsable al que señalar: el hongo Cándida Albicans. Esta infección micótica genera ardor al orinar; enrojecimiento e inflamación de la vulva y exceso de flujo vaginal espeso, que presentará un color blanquecino, no tendrá olor y su textura será parecida a la del queso cottage. También va acompañado de picazón intensa, tanto dentro de la vagina como en la vulva, y sarpullidos.

No es considerada una enfermedad de transmisión sexual, sin embargo, sí está relacionada con la actividad sexual, especialmente en sus inicios.

La candidiasis es un problema muy común y, además, puede llegar a ser recurrente, siendo el enfoque sinérgico en su tratamiento, mucho más efectivo que el convencional.

Tratamiento

Para dar solución a estas afecciones y su recurrencia, reciente se ha lanzando al mercado español el primer tratamiento sinérgico desarrollado específicamente para acabar con las infecciones vaginales recurrentes, el escozor vaginal y el prurito vulvar: Actifemme® DÚO.

Actifemme® DÚO actúa a través de dos vías: la oral y la vaginal. Esto lo hace un tratamiento mucho más efectivo, ya que el foco de la infección no siempre es únicamente el interior de la vagina, si no que muchas veces también se sitúa dentro de intestino. Como la vulva y el ano están tan cerca, es fácil que si no se tratan ambos focos, se produzca un contagio constante de una zona a otra .

Actifemme® DÚO combina el uso de cápsulas vaginales, para tratar y prevenir las infecciones; con un probiótico oral, que ayuda a mantener el buen estado de las mucosas y el equilibrio óptimo de la microbiota vaginal. Además, es el único producto del mercado que ha demostrado la efectividad de su acción sinérgica, en la prevención y como coadyuvante al tratamiento del picor y las infecciones vaginales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

¡No le confíes tu equipo de aire acondicionado a un extraño!

Read More →