Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Reclaman medidas para mejorar la seguridad del polígono de Bértoa

Por   /  20 agosto, 2019  /  No hay comentarios

Empresarios del polígono de Bértoa en Carballo, están alarmados por el reciente robo de material y dos camiones del polígono. Como es del conocimiento público, a principios de junio con el cierre por las noches de las vallas, se redujo la entrada por el techo y el hurto de gasóleo de los camiones. Pero en esta oportunidad los delincuentes aguardaron por la apertura del parque a las 6.00 de la mañana y salieron sin sospecha con los vehículos.

Los propietarios exigen medidas de control, a sabiendas que los índices delictivos son pocos comparados con los de otros polígonos (Carballo ocupa el décimo lugar entre los más grandes de Galicia). Sin embargo no se exime de que sucedan hechos como los de hace siete días. Y esto repercute evidentemente en una zona donde hay 2.000 trabajadores y más de 200 compañías entre las dos fases.

El secretario del organismo, Juan Fernández considera que la clave es la unión de las dos fases, la pública y privada. Implicaría más ganancias por las cuotas (que son muy bajas) y por consiguiente contarían con más dinero para invertir en seguridad.

Además debería existir más coordinación en la vigilancia pública o en las visitas de las fuerzas de seguridad, pues en ocasiones diariamente acuden tres patrullas como en otras ocasiones una o hasta ninguna. Por ello incluir a la comunidad de propietarios en la comisión municipal de seguridad es una buena iniciativa, expone Fernández; y más aún, durante sábado y domingo cuando suceden originalmente este tipo de casos.

Otra solución sería instalar cámaras de seguridad en los viales públicos para fiscalizar las entradas y salidas, una responsabilidad que originalmente  le corresponde al Concello.

Pero más allá de la unión de las dos fases y la seguridad, es una imperiosa necesidad sobre todo para mejorar la gestión. De hecho dice Fernández: «Temos un espazo común, e tamén problemas comúns». Un problema de vieja data es el que afecta principalmente a la primera fase, y que no ha tenido solución.

Hay solicitudes diferidas como la pintura de los aparcamientos que no se ha ejecutado, la señalización vial e igualmente los carteles indicativos hacia otras localidades o puntos de interés que son muy concurridos como los bomberos, la perrera o el campo de fútbol.

Los empresarios continúan esperando el permiso para trasladar al edificio municipal de su sede, así como el presupuesto para los arreglos que son ineludibles. Incluso existe un proyecto para las áreas verdes circundantes que beneficiaría a la comunidad, el mismo permanece detenido.

Aspiran los propietarios que las autoridades competentes estudien los requerimientos para la mejor marcha de las propiedades o las personas que trabajan y que son expuestas por la amenaza de individuos inescrupulosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Prevención de Riesgos Laborales y Productividad: una relación íntima que afecta a las empresas

Read More →