Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Qué es la apnea del sueño y cómo tratarla

Por   /  16 enero, 2020  /  No hay comentarios

La apnea del sueño es un trastorno que repercute en la calidad del sueño y hace que las personas que la sufren se sienten cansadas y con somnolencia durante el día, pudiendo esto traer graves consecuencias.

Esta enfermedad es un trastorno del sueño en el que la respiración de una persona se interrumpe repetidamente durante la noche, siendo en su mayoría hombres los que la sufren, si tenemos a lo largo de la noche muchas apneas, el cerebro al darse cuenta emite una señal de alarma al cuerpo haciendo que la persona se despierte de manera repentina y jadeando.

Cuando esto es algo que se repite noche tras noche puede llegarnos a afectar de una manera importante en nuestra salud. 

Tipos de apnea

Hay distintos tipos de apnea del sueño, siendo la más común la apnea obstructiva la cual ocurre cuando los músculos de la parte posterior de la garganta se relajan hasta el punto de que no pueden mantener abiertas las vías respiratorias, lo que interrumpe la respiración, provocándonos tos y jadeos. 

Otro tipo de apnea del sueño menos común es la apnea central, la cual ocurre cuando el cerebro no puede controlar adecuadamente la respiración durante el sueño

Cómo saber si tenemos apnea del sueño

Es difícil saber o identificar si tenemos apneas del sueño, principalmente porque estamos durmiendo, pero si emitimos fuertes ronquidos quizás nuestra familia o pareja nos lo comente y es cuando podemos acudir al médico para que nos diagnostiquen si es así o no, 

Otros síntomas a tener en cuenta son por ejemplo sin nos despertamos con la sensación de no haber descansado en toda la noche, si nos sentimos agotados y muy cansados.

Si al levantarnos notamos que tenemos la boca seca en exceso, incluso con dolor de garganta o cabeza, e incluso teniendo muchísimo sueño durante todo el día sería otro síntoma que tener en cuenta.

Tener sobrepeso es otro de los motivos que nos pueden llevar a tener apnea del sueño, incluso el tener estados de ánimo muy variables sin motivos aparentes.

Si tenemos uno o alguno de estos síntomas, deberíamos acudir al médico cuanto antes para que pueda realizarnos un diagnóstico, puesto que estamos en riesgo de padecer apnea del sueño.

Aunque bien es cierto, que muchas veces podemos pasar por alto algunos síntomas pensando que son algo normales, como roncar o sentirnos agotados por el ritmo diario, por ello un buen diagnóstico es esencial.

Tratamientos para la apnea del sueño

Entre las técnicas y aparatos que existen para el tratamiento de la apnea del sueño, están los CPAP o sistemas de presión positiva continúa en la vía aérea, los BPAP sistemas que establecen dos niveles de presión por respiración y los APAP un dispositivo más avanzado de los equipos de tratamiento CPAP con la presión del aire en forma automática. 

Sistema de presión positiva continua en la vía aérea

Un CPAP es un dispositivo que proporciona aire a una presión establecida y predeterminada para cada usuario según sus necesidades y a través de una mascarilla. Se utiliza para mantener una presión constante de aire durante todo el ciclo respiratorio, evitando el colapso durante la inspiración y la espiración.

El equipo de CPAP está compuesto de un generador de presión, un filtro que retiene las partículas de polvo, una mascarilla que en cualquier variante trabajará a través de la nariz y un circuito que une estos tres componentes, pero en casos de sequedad o congestión nasal, es aconsejable la incorporación de un humidificador para agua caliente.

Al principio del uso necesitaremos de un periodo de adaptación, así como de encontrar la mascarilla más adecuada, que sea cómoda y ajuste bien, así como nuestra postura al dormir. 

Aunque el CPAP no cura la apnea del sueño, sí que podremos conseguir una noche de sueño reparador y los beneficios del mismo a lo largo del día.

Mascarillas CPAP

La clave en el tratamiento de la Apnea del Sueño es usar una buena mascarilla, que se adapte a nuestras necesidades, como la mascarilla de CPAP de Philips Respironics de la que tendremos que prestar atención a tres factores:

La tipología, nasal, naso-bucal, de mínimo contacto y facial, proporcionándonos comodidad a la hora del sueño. 

El material, es algo a tener muy en cuenta, tele, gel, auto-ajuste y silicona de grado médico, y por último el tallaje, puesto que todas las mascarilla cuentan con un selector de talla facilitando así la decisión de cuál es la que mejor nos encaja. 
Detectar la apnea del sueño puede ser algo complicado para lo que necesitemos prestar atención a algunos de los síntomas más comunes, y acudir a un médico especialista que nos realice un diagnóstico lo antes posible para poder adquirir los dispositivos necesarios que nos ayudarán a mejorar la calidad de nuestro descanso y vida. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

El escritor J. Leyva presenta su nuevo trabajo, El Violín de Sherlock Holmes, una novela crítica y poética

Read More →