Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

¿Es posible irse de vacaciones y ahorrar dinero?

Por   /  25 Junio, 2017  /  No hay comentarios

ahorrar en vacaciones

Llega el verano, llegan las vacaciones, llegan los viajes y el dolor en nuestras carteras, ¿se puede evitar?

La época más calurosa del año acaba de comenzar. Llega el momento de irse a la playa, a la piscina, disfrutar de la brisa del mar mientras estás en el chiringuito, refrescarte con una buena copa… o viajar, viajar mucho y conocer rincones de todo el planeta para disfrutar encontrándote con otras culturas.

Hacer la maleta e irse por ahí, ya sea a un destino vacacional o a cualquier punto del globo, es algo que tienta a cualquiera en verano. La llegada de las vacaciones es el marco perfecto para aprovechar y marcharse de aventura para disfrutar al máximo el tiempo de ocio descubriendo lugares y divirtiéndote. El problema es que, por norma general, esta diversión y este descubrimiento tiene una contrapartida muy peligrosa para nuestros bolsillos: su precio.

Viajar no es barato, y menos con la llegada de la temporada alta y los, en ocasiones, prohibitivos precios de muchas compañías aéreas. Esta afirmación es lo primero que hace que muchas personas renuncien a ampliar horizontes y prefieran quedarse en casa con el ventilador como gran aliado. Pero esto puede arreglarse, y es que hay muchas maneras de encontrar cómo irte a cualquier lugar del país, o fuera de él, haciendo que la cartera se resienta lo menos posible.

Lo primero es encontrar un destino al que quieras ir. ¿Para qué volar si no sabes dónde quieres estar? Para ello, lo mejor es determinar qué buscas. Puede que tu idea de unas buenas vacaciones sea irte a una zona costera a disfrutar de sus playas, o a una montañosa para aprovechar un clima suave y vivir en la tranquilidad del campo; o incluso coger e irte a descubrir una gran capital del mundo o un rincón perdido de la mano de dios. Las posibilidades son tantas que abruman, por eso es fundamental que tengas claro qué quieres hacer.

Una vez lo hayas decidido, el siguiente paso es buscar el medio de transporte. Las localizaciones cercanas pueden sorprenderte, y tienen la ventaja de que solo necesitas coger tu coche, cualquier medio de transporte para cortas distancias (tren o autobús) o probar con los viajes compartidos que están tan de moda. Si tus miras son mayores y tienes ganas de irte más lejos, probablemente el avión sea la mejor propuesta, incluso si te quieres ir de crucero.

La cuestión, entonces, consiste en encontrar los vuelos más baratos posibles. A día de hoy, y gracias al poder de internet, no es complicado hallar buscadores que te faciliten esta labor, pero no siempre son efectivos y, a veces, añaden un porcentaje de comisión y unos gastos de gestión que no te compensa. Por supuesto, esto no pasa con todos. Los casos más famosos, como Skyscanner, pueden darte auténticas alegrías con sus precios.

Este no es el único, hay otras alternativas también muy buenas. Interjet, por ejemplo, ofrece buenos paquetes para viajes nacionales e internacionales con los que puedes hacer el agosto sin problemas. Su popularidad ha crecido en los últimos años, y por algo será.

Si te lanzas a estas opciones, lo primero que debes saber es que reservar con mucho tiempo de antelación es una forma de garantizarte el precio más barato. Trata de cuadrar tus vacaciones con tiempo y pilla el vuelo en cuanto las tengas aseguradas. Si no, y si te va el riesgo, puedes esperar a última hora, a veces hay ofertas bestiales que se ofrecen el día o los dos días antes del vuelo para llenar las plazas restantes del avión, aunque sea a precio de risa.

Con el objetivo claro y el vuelo conseguido; solo falta conocer los puntos de interés de la zona y, más que nada, el alojamiento. De la misma forma que hay buscadores de vuelos, también los hay de hoteles. Encontrar un lugar donde hospedarte no es complicado y, de nuevo, si lo haces con tiempo os vais a llevar una alegría tanto tú como tu cartera.

Otra posibilidad es probar propuestas como compartir alojamiento con otras personas o alquilar apartamentos. En ocasiones puedes toparte con algunos que ofrecen su techo de forma completamente gratuita con el único fin de compartir velada con gente interesante. Si no te importa tener compañía, puede que esta sea la mejor forma de irte a ese sitio que siempre te ha parecido tan prohibitivo.

¡Se acerca el momento! Estamos en la época favorita de muchos, en el momento de salir de viaje para disfrutar y desconectar del ajetreo y la monotonía del día a día. ¿Cómo vas a pasar tus vacaciones?, ¿vas a irte de viaje a algún lugar apartado de la civilización o prefieres irte a una buena playa a tostarte al sol y disfrutar del mar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

gominolas con gelatina de vegetal o vaca para musulmanes

Caramelos especiales para el público musulmán

Read More →