Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Por qué el cuidado de mayores en ciudades como Granada es tan solicitado

Por   /  30 noviembre, 2019  /  No hay comentarios

No hay que echar la vista muchas décadas atrás para abarcar tasas de longevidad que, desafortunadamente, no eran demasiado elevadas. Es decir, la población fallecía a una edad media poco alta. Sin embargo, conforme fueron pasando los años dicha situación cambió drásticamente hasta llegar al punto en el que nos encontramos.

A día de hoy es bastante habitual alcanzar edades de ochenta e incluso noventa años. Aprovechar la vida todo lo posible es agradecido eternamente por quienes tienen la suerte de permanecer en este mundo durante tanto tiempo, aunque por desgracia no todos llegan a tal longevidad en buenas condiciones físicas y psicológicas.

Desafortunadamente muchos ancianos no son capaces de valerse por sí mismos. En algunas ciudades de Andalucía la tasa de longevidad presenta números muy elevados, dando pie en consecuencia a que servicios como el de cuidado de mayores en Granada hayan proliferado enormemente a lo largo de los recientes lustros.

Avances en medicina

Pero, ¿a qué se debe una mortalidad que poco a poco ha ido retrasándose cada vez más? Es innegable que uno de los principales factores guarda relación con los avances que se han producido en el sector sanitario.

Nuevamente estableciendo una breve comparación con tiempos anteriores, se evidencia una clara diferencia entre enfermedades que eran prácticamente incurables y afecciones que hoy en día solo exigen la toma de medicamentos para poder llevar una vida completamente normal.

Algo similar sucede con otros problemas de gravedad, los cuales antiguamente exigían lidiar con una operación quirúrgica de mucho riesgo, mientras que en la actualidad conllevan un rápido proceso de cirugía que adicionalmente no supone un dilatado período de recuperación.

Todo ello se traduce en que cada vez las personas viven más, llegando a ser ancianos durante muchos años. Por supuesto, con todas las ventajas que ello proporciona, aunque con algún que otro factor negativo que no puede pasarse por alto. El principal ya lo hemos mencionado anteriormente a nivel superficial: las dificultades para ser independiente al cien por cien.

Una ayuda fundamental

Muy pocas personas mayores pueden mantener el hogar en buenas condiciones y, a su vez, darse a sí mismas los cuidados que necesitan. A causa de este aspecto tarde o temprano acaban tomando la decisión de recurrir a un servicio especializado. Aunque no es el caso de todos los ancianos.

Si tienes alguno en tu familia sabrás que acostumbran a ser bastante testarudos –en el sentido positivo de la palabra– a la hora de tener que dar el paso de dejar su independencia un poco apartada. Es decir, el hecho de permitir que alguien les ayude a diario les supone difícil de asumir.

Así pues, en caso de que no tomen ellos la decisión de contratar al profesional que tanto necesitan, son los familiares quienes terminan dando el paso oportuno. Por supuesto, siempre convenciendo previamente a su abuelo, padre o anciano con el que tienen algún otro tipo de parentesco.

Efectivamente, en ocasiones no es fácil llegar a un consenso para que la persona mayor permita que un extraño acceda a su hogar e incluso conviva con él las 24 horas del día. Sin embargo, tras aceptar y ver la sorprendente mejoría que se produce en términos de calidad de vida, se arrepienten de no haber aceptado mucho antes.

Tener que ir al baño por sus propios medios con el esfuerzo que ello acarrea pasa a ser historia, así como sufrir cada vez que se veía obligado a prepararse la comida. Al llegar a una edad no solo las propias tareas culinarias son complicadas, sino que incluso los cálculos de proporciones de ingredientes tan peligrosos como la sal pueden volverse en contra del susodicho.

Por estos motivos resulta crucial disponer de un cuidador de mayores, indistintamente de si se contrata para todo el día o solo estará atendiendo al anciano durante unas horas en concreto, jornada tras jornada o determinadas fechas.

En lo que respecta a los familiares, ellos también se ven beneficiados por la contratación de un especialista que se quede al cargo de su ser querido. El aspecto positivo de mayor trascendencia está relacionado con la tranquilidad que ello les brinda. ¿A qué nos referimos? Básicamente a saber que el anciano estará perfectamente cuidado.

Ventajas como las descritas anteriormente se suman a la mayor esperanza de vida ocasionando un éxito sin precedentes por parte del cuidado de mayores en Granada y tantas otras ciudades de España. Las contrataciones siguen aumentando año tras año, lo cual adicionalmente también es fruto de otro aspecto.

Hablamos del boca a boca, tanto entre las personas mayores como entre familiares que conocen a amigos, compañeros de trabajo, etcétera. Tras mencionar el mejor estado en el que se encuentran sus allegados, otras personas también valoran la posibilidad de contratar un cuidador que les proporcione tranquilidad, profesionalidad y un servicio que sea sinónimo de satisfacción en estado puro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Los Strip Club de Barcelona conquistan Europa

Read More →