Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Internacional  >  Artículo

Nuevas pruebas judiciales acusan al régimen de Assad del asesinato de guerra Marie Colvin

Por   /  13 abril, 2018  /  No hay comentarios

En 2001 perdió un ojo mientras cubría el conflicto en Sri Lanka

Nueva evidencia presentada este lunes en un tribunal federal de Washington DC, afirma que la periodista estadounidense Marie Colvin, de 56 años, corresponsal del Sunday Times de Londres, fue asesinada en un ataque deliberado por el régimen sirio de Bashar al Assad en 2012.

Entre unos 200 documentos militares recopilados en el transcurso de seis años por el Centro para la Justicia y la Rendición de Cuentas (CJA), se incluye un testimonio clave de un ex oficial de inteligencia sirio desertor, declarando ser testigo de las órdenes que llevaron a la muerte de Colvin y de Rémi Ochlik.

Así mismo, está la evidencia de un vídeo grabado a través de un teléfono móvil, que captura los momentos finales del trágico ataque.

Colvin y el fotógrafo francés Remi Ochlik, fueron asesinados y varias otras personas resultaron heridas. Colvin llevaba años de experiencia en zonas de guerra, cubriendo conflictos en Chechenia, Kosovo, Sierra Leona, Zimbabwe, Timor Oriental y Sri Lanka, donde perdió la vista en su ojo izquierdo en una explosión.

El parche negro sobre su ojo, se convirtió en su marca registrada.

Nuevas pruebas judiciales acusan al régimen de Assad del asesinato de guerra Marie Colvin

El desertor de inteligencia, cuyo nombre en clave es Ulises, proporcionó una descripción detallada de cómo los oficiales militares y de inteligencia de Assad, intentaron capturar o matar a periodistas y activistas de medios en Homs, un centro de prensa de la revolución pro-democrática que estaba en la planta baja de un edificio de apartamentos de tres pisos.

Los periodistas utilizaban un satélite clandestino y servicios proxy de Internet,  para encubrir su ubicación.

En su testimonio, el desertor llamado “Ulises”, indicó que los agentes del régimen rastrearon a los periodistas a través de sus satelites e instaban a los informantes para que dieran las coordenadas del improvisado centro de medios donde trabajaban los periodistas internacionales. Además, el comandante militar Maher al-Assad, hermano del presidente al-Assad, recompensó a los oficiales involucrados en la persecución de Colvin y el centro de medios.

La investigación discrepa que el gobierno sirio rastrease los movimientos de los periodistas para silenciar su información sobre la guerra civil.

Igualmente demandan al gobierno sirio por 300 millones de dólares, pidiendo a la corte federal en Washington DC, emitir un juicio público contra el régimen de Assad, para condenarlo por los presuntos crímenes.

Hasta el momento, el gobierno sirio no ha presentado ninguna respuesta a la demanda. Su única declaración en este caso, ha sido en una entrevista que Assad dio a NBC en 2016, cuando fue iniciada la demanda contra Siria.

Primero emitió una negación general y después declaró que Marie Colvin había ingresado ilegalmente al país, trabajado con terroristas y era responsable de todo lo que le sobrevino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Los problemas legales de Donald Trump, quien celebró el jueves 14 de junio sus 72 años, se multiplican

El Estado de Nueva York demanda a la fundación Trump Foundation y pide su disolución

Read More →