Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Emprendedores  >  Artículo

Qué nos puede enseñar Darwin sobre marketing online

Por   /  9 Enero, 2017  /  No hay comentarios

Este año se cumple el bicentenario del nacimiento de Charles Darwin, que revolucionó la representación que el ser humano tenía de sí mismo . El recorrido vital del autor de El origen de las especies es una demostración clara de que el genio no sólo nace, sino que se hace.

1. Las ideas, sean buenas o malas, generan ideas

Al igual que Darwin ya conocía el evolucionismo de Lamarck a través de su abuelo y sus colegas de la Plinian Society, la comunicación en Internet se basa en gran medida en cómo ha funcionado la comunicación empresarial a lo largo del tiempo , desde los hombres-anuncio hasta el envío de publicidad por correo y la publicación en tablones de anuncios. Estudiar el funcionamiento pasado puede ayudarnos a comprender el presente y darnos ideas para el futuro.

2. Para llegar a lo más alto hay que conocer la base

Darwin aprendió taxidermia en su juventud y asistió a algunas clases de cirugía y medicina. Esto le sirvió para tener conocimientos sobre el funcionamiento de los organismos vivos y su estructura interna. Igualmente, el responsable de la estrategia SEO de una empresa ha de tener siquiera un mínimo conocimiento de cómo funciona una web y los agentes y factores que intervienen en su relación con los buscadores y los usuarios.

3. Una formación amplia proporciona perspectivas diferentes

No fue eso lo único que estudió Darwin; también asistió a la escuela de arte para después prepararse como párroco anglicano, sin renunciar a la práctica de diversos deportes. Unió a su currículum las materias de taxonomía, entomología, botánica y geología. Después de volver de su viaje en el Beagle , entabló relación con personas con conocimientos prácticos, como granjeros y criadores de palomas. Este eclecticismo le ayudó a observar los fenómenos naturales que presenciaba con una mirada diferente a la del especialista. También en la comunicación online deberíamos ser capaces de aunar diferentes puntos de vista: psicología, sociología, marketing y conocimientos técnicos nos servirán para llegar a nuestros clientes de manera más efectiva. Y los conocimientos que no tengamos podemos obtenerlos rodeándonos de especialistas y buenos profesionales.

4. La inspiración viene de los demás

Las narraciones sobre los viajes de von Humboldt animaron a Charles a viajar a otras latitudes para ampliar sus conocimientos. De la misma forma, la lectura sobre diversos temas, los trabajos de los expertos en comunicación, los conocimientos de nuestros colegas o la actividad de la competencia pueden inspirarnos para mejorar nuestra estrategia de comunicación online . Hay que abrir bien los ojos en busca de fuentes de inspiración, sin abandonar la originalidad en nuestras creaciones.

5. Nunca se deben dar de lado los propios principios

Darwin se sintió horrorizado al presenciar en Brasil la esclavitud en todo su esplendor. Esta impresión no le abandonó durante el resto de su vida y es posible que tuviera cierta influencia en su obra. Por muy feroz que sea la competencia en nuestro nicho, la responsabilidad ha de guiar nuestras acciones y no debemos embarcarnos en métodos cuestionables.

6. La observación es fundamental

Charles era un observador incansable; lo fue antes de embarcarse en el Beagle y lo siguió siendo, más si cabe, durante su largo viaje. Este afán por el detalle le llevó a ver en las criaturas naturales, vivas o fosilizadas, lo que otros no veían y le ayudó a elaborar su teoría. De la misma forma, en nuestro trabajo diario hemos de ser observadores del comportamiento y la forma de comunicarse de nuestros clientes en busca de elementos que nos acerquen a ellos.

7. A veces hay que analizar fríamente las consecuencias

Charles se casó con su prima Emma, no sin antes hacer una lista de los pros y contras del matrimonio que le ayudara a tomar la decisión. Cuando hagamos cambios importantes en nuestro sitio web o en nuestras campañas SEM, debemos plantearnos qué ventajas nos van a proporcionar y qué vamos a perder con el cambio . Si es posible, deberíamos llevar a cabo pruebas o simulaciones. En cualquier caso, las decisiones tomadas sin una base más o menos sólida pueden llevar al traste nuestros esfuerzos SEO.

8. La formación continua es fundamental

Quince meses después de que Darwin comenzara lo que él denomina su “estudio sistemático”, conoció las teorías malthusianas sobre poblaciones. Éstas fueron fundamentales para ayudarle a explicarse las relaciones de competencia que había observado en ciertas poblaciones vegetales y obtener la base para “la parte más hermosa de (su) teoría”, que sería su desarrollo definitivo. De la misma forma, si no mantenemos al día nuestros conocimientos sobre técnicas, algoritmos, etc. nuestra estrategia SEO puede quedar anticuada y hacerse inútil o incluso perjudicial para nuestros objetivos.

9. El genio puede surgir a la vez en lugares diferentes

No sólo Darwin estaba elaborando por aquella época teorías sobre la selección natural. También Wallace trabajaba en ello y llegó a conclusiones parecidas casi en el mismo momento. Al final Charles decidió seguir los consejos que le animaban a publicar un artículo coautorado para evitar que le acusaran de robarle las teorías a Wallace. Ello alegró también a este último que, a pesar de ser nombrado con menos relevancia que Darwin en el artículo, al ser menos conocido vio crecer su reputación por su asociación con el prestigioso científico. No pierda de vista a su competencia, ni pierda la originalidad en sus campañas y contenidos. Pero si la colaboración es necesaria por beneficio mutuo, considérela .

10. Lo bueno se hace esperar

Darwin comenzó su viaje a bordo del Beagle en diciembre de 1831. Hasta 1859 no se publicó El origen de las especies. La paciencia, la investigación continua y la comparación exhaustiva de datos fueron fundamentales para el éxito de su teoría. Una campaña SEO requiere también paciencia y análisis : muchas veces los resultados no comienzan a verse en los buscadores hasta seis meses después de iniciados los cambios. Las técnicas rápidas pueden tener consecuencias funestas; las buenas prácticas y una generosa dosis de paciencia son importantes.

Como ve, las enseñanzas de los grandes genios no se encuentran sólo en sus libros o en sus obras. Muchas veces la forma en que guiaron sus vidas pueden ser fuente de inspiración en nuestro quehacer diario. Aprendamos del camino que otros han recorrido antes que nosotros y utilicemos esa experiencia para abrir nuevas sendas.Comparta este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

hacer crecer tu dinero

¿Pensando en hacer crecer tu negocio? no lo pienses, hazlo

Read More →