Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Mantenimiento y cuidado de los electrodomésticos

Por   /  7 agosto, 2017  /  No hay comentarios

Consejos para cuidar de forma adecuada los electrodomésticos y mantenerlos como el primer día

Los electrodomésticos se han convertido en un imprescindible en el hogar, y sin ellos, nuestra vida diaria sería, sin duda, más complicada, ya que nos ayudan y nos facilitan la realización de múltiples tareas. La calidad del aparato es muy importante para que dure más, aunque también lo es su mantenimiento y limpieza. Por ello, es conveniente un cuidado de los electrodomésticos adecuado, para que se mantengan en perfecto estado durante el mayor tiempo posible, como aconsejan en www.satema.es. A continuación, podrás encontrar una serie de consejos muy útiles para un buen mantenimiento de diversos electrodomésticos, con el que podrás alargar su vida útil y ahorrar dinero con ello.

Mantenimiento de la lavadora

En las lavadoras se suele acumular mucha suciedad, que provoca malos olores en las prendas de ropa, debido a la cal, a los restos de detergente y a su uso continuado. Por ello, es conveniente realizar una limpieza regular, de forma que evitemos que se acumule la suciedad, ya que es uno de los electrodomésticos que más se usan en los hogares, y que puede llegar a dar problemas si no lo cuidamos de la forma adecuada.

El tambor de la lavadora se debe limpiar, por lo menos, una vez al mes, para evitar que se formen malos olores. Un truco para limpiarla y desinfectarla adecuadamente es llenar la lavadora con agua caliente y echar medio vaso de vinagre de manzana y encenderla para que realice un ciclo corto. De este modo, se conseguirá eliminar bacterias y manchas y hará que no se acumule suciedad en el interior.

El servicio técnico de www.satema.es también recomiendan que el filtro de la lavadora  se limpie con con cierta regularidad. Para ello, hay que desenchufar el aparato y abrir la tapadera del filtro. Después, hay que sacar cualquier resto de suciedad, hilos, papeles, etc., que encontremos en su interior. Al finalizar, debes asegurarte de cerrar muy bien la tapa y de que no caiga nada de agua dentro.

Para limpiar los dispensadores del jabón o detergente y del suavizante, que suelen acumular muchos restos de suciedad, también se puede utilizar agua caliente y vinagre.

Mantenimiento del lavavajillas

El lavavajillas es un electrodoméstico que nos facilita mucho las tareas del hogar, y que debe permanecer siempre limpio, para una higiene adecuada de los utensilios de cocina. Además, también lograremos alargar su vida si mantenemos unos cuidados adecuados. De vez en cuando, se aconseja realizar un prelavado con el lavavajillas vacío, para mantenerlo limpio, especialmente si estamos un tiempo sin usarlo. También conviene retirar los restos de comida antes de meter los utensilios en él, porque, de lo contrario, se irá acumulando suciedad. Al igual que con la lavadora, es necesario limpiar el filtro de forma regular. Por último, los brazos de aspersión, deben limpiarse frecuentemente, pues suelen acumular muchos restos de suciedad y cal, que pueden hacer que el lavavajillas se atasque y deje de funcionar o funcione peor. Para limpiarse correctamente, deben retirarse con cuidado, siguiendo las instrucciones del manual, y se deben examinar todos los orificios, retirando la suciedad que encontremos.

Mantenimiento del frigorífico

El frigorífico se ha convertido desde hace muchos años en un imprescindible en nuestros hogares para la conservación de alimentos. Un correcto mantenimiento, hará que funcione siempre de forma adecuada y que nos dure más tiempo.

Para evitar malos olores, es conveniente no tener comida perecedera en él durante mucho tiempo y hacer limpiezas de forma regular. Si vas a estar fuera durante un tiempo, lo mejor es dejarlo vacío y desconectado.

La parte trasera también debe limpiarse unas dos o tres veces al año, ya que si acumula polvo y suciedad, podría llegar a dificultar la regulación térmica.

Además, para impedir que se produzca escarcha y que se termine estropeando el aparato, es necesario descongelarlo unas dos veces al año. En la actualidad, sin embargo, hay algunos modelos de refrigeradores que no necesitan que se descongelen.

Mantenimiento de la vitrocerámica

La vitrocerámica es un electrodoméstico que tiene una limpieza muy sencilla, y que sin embargo, en la mayoría de ocasiones no se realiza de forma adecuada, provocando que a menudo tenga un aspecto estropeado, con ralladuras y sin brillo o que no funcione de manera adecuada.

En primer lugar, siempre se debe limpiar con productos de limpieza específicos para la vitrocerámica, o de lo contrario, en poco tiempo comenzará a perder el brillo y se rallará. Es conveniente poner el producto encima de la vitrocerámica, y después extenderlo de forma suave con una esponja o con una bayeta húmeda. Si después de pasar la bayeta siguen quedando restos o manchas pegadas, se podrá utilizar una raqueta con mucha delicadeza. Es necesario quitar las manchas y nunca volver a cocinar sobre ellas, pues con el tiempo hará que la vitrocerámica se termine estropeando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

libertad

El incremento de la libertad sexual en la sociedad actual

Read More →