Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Los españoles cada vez tienen menos miedo a mudarse, ¿por qué?

Por   /  19 febrero, 2020  /  No hay comentarios

En España no hay miedo al desplazamiento. En una época en la que encontrar trabajo se convierte en toda una odisea, y en la que toparse con una buena vivienda a buen precio no hace más que dificultar las cosas, los españoles han demostrado que son más propensos a mudarse. No importa el destino, siempre y cuando se puedan garantizar unas buenas condiciones de vida.Un reciente estudio elaborado por empresas especializadas en el sector de las mudanzas, entre las que figura AnyVan, especialistas de las mudanzas en Barcelona, lo demuestra con datos y cifras: cerca de la mitad de la población española se mudaría por cuestiones laborales. Aproximadamente un 50% de los españoles no tendrían reparo alguno en cambiar de ciudad para trabajar.
Puede parecer una cifra elevada, pero no lo es tanto cuando se ven las razones reales por las que se realizan estos cambios. Y es que siempre se piensa que son algo que se lleva a cabo con el fin de encontrar un mejor puesto de empleo, por tener un mejor salario o unos horarios que faciliten la conciliación laboral. Pero nada más lejos de la realidad.
Sí, en España no hay miedo a mudarse por trabajo; pero no siempre se hace con el objetivo de ganar más. Existen otras muchas razones por las que, sobre todo los más jóvenes, son capaces de preparar las maletas y despedirse de la ciudad en la que crecieron, o del pueblo del que tantos recuerdos guardan.

¿Por qué cada vez hay menos miedo a las mudanzas?

Existen varias razones por las que los españoles son cada vez más propensos a mudarse. Hay menos miedo, y esto se debe sobre todo a los factores que vamos a ver a continuación:

Estudios

Los estudios son una de las principales razones por las que podemos ver tanto movimiento dentro de España, sobre todo por parte de la población más joven. Algo que se nota especialmente en el tramo de los estudios universitarios.
Carreras que se imparten solo en determinadas ciudades, notas de corte que obligan a buscar alternativas en otras localidades o incluso ciclos especializados concentrados en poblaciones muy determinadas. Existen muchas razones que hacen que los estudiantes tengan que buscar otro lugar en el que vivir. De hecho, raro es el universitario que no tiene que mudarse para seguir con sus estudios. Aunque esto es algo que se extiende más allá de la edad académica normal.

Conciliación familiar

Hay puestos de trabajo que a veces se obtienen en una ciudad diferente a aquella en la que se reside. Esto es algo que puede plantear una situación muy complicada para el trabajador, ya que tiene que ir y volver a diario para poder llevar a cabo sus labores y, después, volver a su residencia habitual.
Muchas veces, esto acaba provocando una mudanza completa de toda la familia a la ciudad donde está el puesto de trabajo. De esta forma, se consigue una mayor calidad de vida al evitar tanto desplazamiento y, sobre todo, al tener más tiempo para pasar con la familia.

Relaciones sentimentales

Vivimos en la era de internet, y ni las comunicaciones ni las relaciones son como hace una década. Ahora, la probabilidad de tener una pareja que resida en otra ciudad, provincia o incluso comunidad es muy elevada, y eso es algo que, finalmente, acaba provocando un movimiento por una de las dos partes.
Las relaciones a distancia son cada vez más frecuentes, aunque al final siempre llevan a que uno de los dos dé el paso y termine por mudarse. Hay ocasiones en las que, incluso, son las dos partes las que se acaban mudando para ir a un punto intermedio o vivir en otro lugar con más posibilidades de garantizar una mejor calidad de vida.

Trabajo

Ya lo adelantábamos, y no podía faltar. Una de las grandes razones por las que cada vez hay más mudanzas en nuestro país, y por las que los españoles son más propensos a abandonar su ciudad habitual, es el trabajo.
Un nuevo puesto de empleo, algo con mayor estabilidad, o un sector con el que se sea más afín, incluso con unas mejores condiciones salariales o laborales. No importa el motivo, cuando hay un empleo en otra localidad que pueda ser interesante para el trabajador, este cada vez duda menos a la hora de moverse, incluso si implica mover a toda su familia.
Todas estas razones son las que están aumentando la valentía de cara a una mudanza, lo que cada vez hace que haya más y más personas moviéndose dentro del país. Muchos motivos diferentes, pero todos ellos con un efecto similar, y es que al final acaban haciendo que, por una razón o por otra, las ciudades vean cómo su población va variando constantemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

El escritor J. Leyva presenta su nuevo trabajo, El Violín de Sherlock Holmes, una novela crítica y poética

Read More →