Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Los dos principales problemas de salud de los adultos en España

Por   /  16 marzo, 2020  /  No hay comentarios

Hasta el 90% de los hombres mayores de 70 años sufre o ha sufrido alguna de estas enfermedades.

Es posible que alguna vez hayas oído hablar de un aneurisma o de un aneurisma de aorta, sobre todo en las personas de edad más avanzada, o en los hombres de edad más avanzada. Este es uno de los dos problemas de salud que más azotan a la población española de la tercera edad, y uno para el que conviene prepararse.

Las soluciones para el aneurisma aorta pasan por quirófano, como también suele suceder cuando hablamos del otro gran problema de salud de los hombres de la tercera edad en España: la hiperplasia de próstata. Estos son los dos inconvenientes más frecuentes en el país al alcanzar cierta edad, y conocer sus síntomas es ideal para poder actuar cuanto antes y frenarlos.

¿Cuáles son los síntomas del aneurisma?

El aneurisma aórtico abdominal, o AAA, es una zona que se dilata y se ensancha en la vena aorta, provocando una hinchazón que puede acabar provocando un estallido de lo más peligroso para el riego sanguíneo.

Suele producirse más frecuentemente en personas mayores de 60 años, siendo los hombres los más propensos. Por lo general, sus síntomas son bastante poco evidentes. Comienza con dolores abdominales intensos e intermitentes, dolores en la parte inferior de la espalda, fatigas o incluso notar el latido del corazón en el abdomen. En algunos casos, además, puede verse una masa suave en este.

Prestar mucha atención a estos síntomas es importante, dado que al aneurisma se le conoce mucho como el asesino silencioso, dado el enorme peligro que tiene.

¿Cuáles son los síntomas de la hiperplasia de próstata?

Por su nombre, ya queda claro quiénes sufren la hiperplasia de próstata. Hasta el 90% de los hombres de entre 70 y 80 años sufre esta dolencia, caracterizada por un crecimiento de la glándula prostática que puede obstruir el flujo de la orina desde la vejiga, con lo que esto supone para el tracto urinario.

Su síntoma más claro es la dificultad para ir al baño y las complicaciones a la hora de orinar. Aunque lo más aconsejable es pasar por las manos de un especialista en el momento en el que se detecta alguna anomalía en la orina. Tanto si surgen urgencias e incontinencias, como si se observa un flujo deficiente, hay que acudir cuanto antes a un médico para evitar que el problema vaya a mayores realizando una intervención denominada embolización de próstata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Empieza a planificar tus exportaciones e importaciones para la llegada de la navidad

Read More →