Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Lo que siempre quisiste conocer acerca de las videntes, del tarot y de los hechizos

Por   /  25 junio, 2017  /  No hay comentarios

videntes

Si eres amante de lo esotérico, si te interesa el mundo de las artes adivinatorias, la videncia y los hechizos, este artículo es para ti. Te contamos todo lo que tienes que saber antes de consultar con una vidente, cómo obtener una tirada gratis de tarot y para terminar, te damos la receta para un hechizo de amor.

Antes de consultar con una vidente, es importante es estar relajados, serenos y con la mente lo más abierta y clara posible para que la vidente pueda “leerte” más fácilmente. Aunque si te topas con la mejor vidente de España, seguramente te leerá aunque estés hecho un lío y con mil preguntas dando vueltas en la cabeza. Estas personas tienen un don y pueden dar respuestas claras, con aciertos comprobados, desvelando el pasado y el presente y aconsejándonos en función del porvenir futuro. Las videntes suelen tener una voz suave y tranquila, que nos calma desde el primer momento, y muchas de ellas trabajan con las cartas del tarot, que es una de las herramientas claves de las artes adivinatorias por excelencia.

Pero las videntes no utilizan solamente el tarot como medio adivinatorio. La baraja española, al igual que la inglesa, también es muy usada por las videntes que se sirven de las cartas. Estas  barajas tienen cuatro palos y el caso de las española son los oros, las copas, las espadas y los bastos, y forman parte de los que se conoce con el nombre de Arcanos Menores en el Tarot. Las Copas nos hablan de las dimensión emocional de las personas; los oros, los éxitos o fracasos materiales; las Espadas cubren el aspecto de la salud y los Bastos, el trabajo.

Podemos ver en acción este tipo de cartas haciendo una consulta por internet de tarot gratis con la baraja española, un sistema ideal para hacer nosotros mismo una tirada de consulta por algún tema muy preciso y con un método muy simple: se eligen las cartas pulsando sobre ellas. Estos sistemas online dan respuesta a seis diferentes aspectos de la vida.

Pero si lo que más te apetece saber es acerca de cómo funcionan los hechizos de amor, te contamos sus secretos y te damos la receta de uno que es infalible.

Existen tanto hechizos de amor como situaciones entre dos personas puedas imaginar. Los rituales y conjuros, tan antiguos como el hombre mismo, han ido mutando con los años y el paso del tiempo, pero todos tienen en común su sencillez en los elementos que utilizan y los pasos a seguir.

¿Te gustaría conocer un hechizo para amarrar a tu amor? Si bien este hechizo, muy poderoso, es por lo general empleado por videntes especializadas, tú mismo puedes realizar una versión simplificada.

Si tu objetivo es recuperar a una persona amada, ser feliz con la persona con la actualmente te encuentras, o propiciar la llegada del alma gemela, el hechizo por amuleto  es el indicado. Es importante tener en cuenta que si bien se trata de rituales que pueden llevarse a cabo en cualquier momento del día, aunque los efectos suelen ser mejores cuando este se realizan por la noche. Los amuletos cogen la energía de las personas y por eso es sumamente importante que nunca dejes que nadie toque tu amuleto.

Necesitaremos varias velas: una de color rojo, una amarilla y una azul, un  efecto personal para usar como amuleto, aceite esencial de lavanda, un quemador de aceite, un paño, agua y un cuenco. Con todos estos materiales preparados, y ya en el sitio destinado para la realización del ritual, se encienden la vela roja, luego la amarilla y por último la vela de color azul, siempre  formando un  triángulo. En el medio de ese triángulo, se coloca el quemador para que empiece a quemar el aceite esencial de lavanda, mientras nos vamos concentrando en el ritual que hacemos y en su significado. Cogemos el objeto que vamos a usar como amuleto y lo colocamos por encima de cuenco, al que tomamos entre las manos y lo pasamos por encima de las velas (a una distancia prudencial para no quemarnos, claro). Dejamos que las velas ardan un rato, para que las energías se unan y se potencien, y luego de una media hora, apagamos el quemador y ponemos un poco del aceite sobre el amuleto, que seguirá dentro del cuenco.

Dejaremos luego reposar el amuleto con el aceite, por un buen tiempo. Podemos ir apagando las velas, siempre concentrados en el objeto de nuestro ritual. Luego de unas tras o cuatro horas, podemos poner agua dentro del cuenco, de modo tal que cubra completamente el amuleto. Luego de unos minutos, lo quitamos del agua, lo secamos con el paño y ya lo tenemos listo para llevarlo siempre con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

libertad

El incremento de la libertad sexual en la sociedad actual

Read More →