Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Lo que debes saber de la teleasistencia en el hogar

Por   /  30 abril, 2019  /  No hay comentarios

En la actualidad, son muchas las personas que viven solas y que pueden encontrarse lejos de contar con el apoyo de algún amigo o familiar que les ayude en caso de emergencia. Es por ello, que contar con el apoyo de la teleasistencia en el hogar puede ser una gran manera de contar con el apoyo necesario cuando pasen emergencias.

Este servicio puede encargarse de mantener una vigilancia constante de una persona dentro de su hogar, asegurándose de que esté bien y que pueda cumplir con sus tareas diarias. Cuenta con una gran cantidad de ventajas, puesto que permite dar seguridad, acompañamiento y respaldo en cualquier situación de riesgo.

Qué es la teleasistencia en el hogar

También conocida como teleasistencia domiciliaria, es un servicio abocado a funcionar en caso de emergencia dentro de la vivienda. Su función principal es que el usuario pueda contar con los medios necesarios para pedir ayuda de forma fácil y rápida, sin tener que contar con un teléfono u otro elemento electrónico que pueda estar lejos.

Asimismo, este servicio cuenta con cobertura durante todo el día y la noche, siendo capaz de dar respuesta todo el año sin importar la fecha. Para poder disfrutar del servicio, se utiliza un altavoz y un pulsador, el cual es lo suficientemente pequeño para que la persona pueda llevarlo consigo a donde vaya.

Para que puedas entender mejor el sistema, te explicaremos como funciona de forma resumida:

  • Es necesario que la persona lleve su pulsador en todo momento, contando con fácil acceso y visibilidad. Por lo general, suelen ser pulseras o collares, con el fin de asegurar su localización.
  • El pulsador debe ser accionado solo en caso de emergencia. Es importante no pulsarlo en caso contrario.
  • Una vez que se registra en la central el pedido de ayuda, se procede a realizar una valoración de la situación para establecer el estado de usuario utilizando el altavoz.
  • En caso de ser necesario, se enviará la ayuda de los servicios sanitarios o auxiliares, capacitados para atender al usuario. Al mismo tiempo que se procede a contactar con familiares o con los contactos que han sido registrados en el servicio para avisar en cualquier emergencia.

Por otra parte, la teleasistencia puede tener otras funciones especiales como:

  • Función de agenda. Para este punto se realizan llamadas telefónicas destinadas a recordar citas, eventos o acontecimientos que el usuario deba recordar.
  • Función de custodia. Se refiere a la realización de llamadas periódicas que sirvan para constatar cómo se encuentra el usuario, tanto física como anímicamente.

¿A quién va dirigido el servicio?

Este servicio se encuentra disponible para cualquier persona que lo necesite o lo desee. Sin embargo, su concepción inicial se hizo pensando en tres grupos de usuarios cuyas vidas pueden mejorar sustancialmente con la implementación de este método de asistencia, los cuales son:

  • Personas mayores. Existen algunos casos en los que los hijos no viven con sus padres cuando estos son mayores. Bien sea por trabajo, por su familia o por otros factores que no pueden controlar. Es por ello, que el uso de la teleasistencia puede dar tranquilidad a todos, haciendo que los adultos mayores de 65 años y especialmente los mayores de 80 no estén solos y puedan pedir ayuda en caso de cualquier incidente doméstico.
  • Personas con discapacidad. Contar con el pago de una enfermera o persona de servicio, puede ser demasiado para algunas personas, por lo que la teleasistencia es una buena forma para dejar a personas enfermas o con algún tipo de discapacidad en casa sin que corra riesgos.
  • Niños. Algunos niños pasan tiempo en casa solos, por lo que tener un aliado que pueda vigilarlos de vez en cuando es muy útil para los padres muy ocupados.

En el caso de que quieras más información sobre este servicio aquí, podrás encontrar toda la ayuda que necesitas.

Cómo se puede contratar

Los pasos para contratar este tipo de servicio son muy fáciles, contando con herramientas como la contratación por Internet, comercial o por teléfono, siendo este último el favorito de los usuarios. Una vez que contactas con el servicio, un experto en seguridad te hará algunas preguntas para saber los aspectos relevantes al servicio y a la persona que lo utilizará.

Posteriormente, se te hará llegar un presupuesto con los componentes, accesorios y enseres necesarios para el servicio. De la misma forma, se añadirá el coste final de todo el proceso.

Al aceptar el presupuesto, se procede a firmar el contrato de alarma, el cual detalla todo lo que debes tener en cuenta con la contratación del servicio, así como el tiempo del mismo, el mantenimiento que se le debe hacer, entre otros aspectos.

Con esto, solo queda la instalación y el disfrute del servicio. Ten en cuenta que este servicio puede ser de gran utilidad en los casos anteriormente mencionados, por lo que es importante que valores adecuadamente la situación y puedas actuar en conformidad a ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

5 ideas para lograr una casa cómoda y acogedora en el invierno

Read More →