Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Cataluña  >  Artículo

Llega el coche eléctrico de uso compartido

Por   /  4 octubre, 2018  /  No hay comentarios

Adquiere su nombre por el Lotus Esprit, un vehículo británico que ganó fama a través del cine, al aparecer en las películas del agente 007 James Bond. Este coche alcanza una velocidad máxima de 60km/h individualmente, y 45km/h al ser usado en convoy. Además, no se caracteriza por la estética que posee, sino por la intención que tiene de irrumpir dentro de las grandes ciudades de Europa, con el fin de actuar como conector ente el transporte público y las áreas periféricas donde el mismo no llega o donde existe una menor cobertura.

Se trata de una herramienta a través de la cual se pretende conectar distintos espacios, como por ejemplo: donde se ubican las instalaciones de Fira Barcelona en Gran Via, y las oficinas de los rascacielos en la plaza Europa, las dos alrededor del polígono Pedrosa de L’Hospitalet de Lobregat; siendo este exactamente el sitio escogido con el propósito de llevar a cabo la última demostración sobre los primeros tres prototipos del proyecto Esprit.

Este proyecto involucra la fabricación de coches eléctricos de uso compartido, donde se encuentra involucrada una compañía de la Unión Europea compuesto por 14 empresas (privadas y públicas), y universidades de seis países distintos pertenecientes a la UE; Italia, Luxemburgo, Francia, Reino Unido y Alemania.

Llega a Madrid Emov, el coche de alquiler eléctrico

La Unión Europea ha financiado dicho proyecto sostenible a través del aporte de 8 millones de euros; la única institución municipal del consorcio, representante español y socio, es el Ayuntamiento de L’Hospitalet.

Al ser anfitrión de la presentación del nuevo coche eléctrico Esprit, el consistorio de la ciudad catalana, coorganizó una jornada doble tanto dentro de un hotel de la plaza Europa, como alrededor de un tramo de la avenida de las Ciencias, hasta donde el coordinador de Esprit, Valéry Cervantes, decidió lanzar a las calles un coche público, el cual, les ofrecía a los usuarios la oportunidad de acceder al transporte público, incluso en la áreas del extrarradio.

Cervantes señaló, que “se trata de un complemento ideal ante los inconvenientes de una última milla, especialmente en el caso de las personas que viven y/o trabajan a una distancia mayor de kilómetro y medio de alguna de las paradas de metro, lo cual, resulta ser un tramo muy alejado como para recorrerlo caminando”. También indicó, que “consiste en una herramienta que permitirá igualmente utilizar el transporte público alrededor de las zonas periféricas, por lo cual, no será necesario usar el coche privado”.

Los coches eléctricos Esprit de uso compartido tienen la capacidad de engancharse y encajar entre ellos, al igual que un tren de carretera donde la primera unidad se encarga de remolcar siete vehículos más. ¡En eso consiste la idea principal de este proyecto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

La división de la mayoría independentista empaña la aprobación de las cuentas y las municipales

Read More →