Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Liposucción. Recomendaciones antes y después del proceso

Por   /  27 octubre, 2016  /  No hay comentarios

Liposucción

La liposucción es una operación quirúrgica muy habitual en los últimos tiempos. Los avances tecnólogicos permiten que ésta sea ahora una operación muy segura, siempre y cuando se cuente con profesionales cualificados y con experiencia. No obstante, nunca está de más conocer aquellas recomendaciones que permitan hacer de todo el proceso algo más seguro, cómodo y con mejores resultados.

Beber mucha agua. Es muy importante beber una buena cantidad de agua los días previos a la operación, ya que con ello se pueden mitigar las náuseas posteriores y que suelen estar relacionadas con la anestesia.

Mentalidad positiva. Ante una liposucción conviene mantener unas expectativas razonables. Muchas personas crean expectativas muy altas que luego no se cumplen, lo cual puede resultar frustrante. Una liposucción es una operación delicada, el cirujano no llevará a cabo una operación muy agresiva que ponga en riesgo la salud del paciente.

Total información. Resulta muy importante informar a tu médico de todos aquellos aspectos relevantes antes de una operación quirúrgica. Por ejemplo, no hay que olvidar informar de la medicación que se está tomando, posibles alergias, etc.

Dormir boca arriba. Tras la intervención es conveniente dormir boca arriba. El objetivo es evitar hacer presión sobre la zona intervenida.

Dejar de fumar. Si fumas deberás dejar el tabaco un mínimo de cuatro semanas después de la operación. Según nos explican desde esta clínica de cirugía estética Barcelona, el tabaco reduce los niveles de oxígeno en la sangre, lo cual puede ralentizar el proceso de curación.

Evitar la exposición al sol. Tras la operación conviene evitar la exposición solar en la zona tratada, sobre todo en las cicatrices.

Posibles reacciones. Asegúrate de supervisar tu cuerpo para detectar de inmediato posibles reacciones, como por ejemplo infecciones, enrojecimiento de la piel, supuración, etc.

Guardar reposo. Aunque notes que todo marcha bien y te encuentres en buenas condiciones, conviene tomar precauciones y evitar realizar esfuerzos. El cuerpo todavía se está recuperando de la operación, por lo que el descanso en este caso es fundamental.

No bañarse. Con el fin de evitar posibles complicaciones se recomienda no bañarse en los días siguientes a la operación. Ducharse si es posible, siempre y cuando el agua no esté muy caliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

La estafa de Paco Sanz

Estafas a famosos por falsos motivos médicos

Read More →