Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Internacional  >  Artículo

Las denuncias por acoso sexual ahora apuntan hacia el presidente Donald Trump

Por   /  15 diciembre, 2017  /  No hay comentarios

Las palabras pronunciadas por el senador Al Franken, quien recientemente ha dimitido de su cargo dado las acusaciones por acoso sexual que han presentado en su contra, han repercutido sobre la persona de Donald Trump, a quien aludió directamente como el principal personaje que cuenta con un amplio historial de delitos sexuales.

Donald Trump hasta ahora ha escapado de la proliferación de acusaciones por acoso sexual que han afectado a personalidades de distintos sectores de la opinión pública, entre ellos periodistas, políticos y reconocidos actores.

Ahora se sitúa en el centro de la opinión pública, que sería normal dada su investidura presidencial, pero lo que más llama la atención es que lo que le coloca justo allí son las acusaciones por acoso ya antes intentadas en su contra y que han cobrado vida dadas las declaraciones públicas del senador recién separado de su cargo; de hecho, aquella famosa conversación grabada donde Trump alardeaba de sus dotes de acosador sexual y que en un primer momento el mismo calificó como conversación entre hombres a la vez que ofrecía disculpas por lo soez de sus palabras, ha dado pie para que tres senadores del ala demócrata soliciten se abra un proceso para su destitución.

mujeres acosadas por Trump

El presidente entra en contradicción con sus propias palabras y ahora dice que la conversación es falsa, mientras Billy Bush aclara en un artículo publicado en prensa estadounidense que la conversación es verdadera y él es uno de los testigos presenciales de la misma.

Para añadir más salsa al debate público, han dado una rueda de prensa las 13 mujeres que dicen ser víctimas de acoso del entonces empresario Donald Trump, lo que ha puesto en la palestra el lado oscuro de hoy presidente estadounidense; se suma ahora a las peticiones de su dimisión Kirsten Gillibrand, senadora demócrata y aspirante a la presidencia en el 2020.

Ahora bien, una cosa es solicitar por las vías correspondientes la dimisión del presidente Donald Trump y otra muy distinta es que se mueva un dedo para llevarlas adelante, habiendo ejemplos muy claros de que eso no va a ocurrir, dado que para los republicanos, que son la fuerza que controla el congreso, la prioridad es el partido y sus miembros sobre todo si tienen posibilidades de ganar alguna elección como es el caso de Roy Moore, quien pese a las evidencias de que mantuvo relaciones sexuales con menores de edad “consensuadas”, goza del total apoyo de su partido Republicano; la otra evidencia está en la rapidez con la que actúan las autoridades cuando estas acusaciones apuntan hacia sectores que son adversarios al presidente, como Hollywood, los demócratas y los medios de comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

El papa pide en Chile el reconocimiento de las culturas indígenas, pero exige renegar de la violencia

El Papa emprende su sexta gira por Latinoamérica preparado para encarar un lúgubre panorama

Read More →