Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

La otra España rural desconectada

Por   /  25 septiembre, 2018  /  No hay comentarios

españa rural sin internet

En el pasado, el deseo de los que habitaban en las poblaciones rurales era contar con servicio de teléfono. Hoy en día con el avance de la tecnología, ese deseo se ha transformado en la búsqueda de tener acceso a internet. Teniendo en cuenta que España es un país turístico, sin lugar a dudas el hecho de no contar con internet y en caso de tenerlo, que este sea excesivamente básico, repercute negativamente en el servicio que se pueda prestar a los visitantes.

De ahí que los propietarios de hospedajes, hayan manifestado que esto ha incidido negativamente en las valoraciones en Tripadvisor, debido a que muchos clientes acuden a casas rurales, pretendiendo encontrar la misma calidad de servicio de internet que en la ciudad.

La red y su vinculación con el progreso

En la medida que aumenta el comercio electrónico y las plazas de trabajo vinculadas a la digitalización, también aumenta la brecha entre lo rural y lo urbano, lo que genera una gran preocupación.

El comercio electrónico español ha experimentado un notable crecimiento, sin embargo, en las zonas rurales las conexiones a internet continúan siendo ineficientes en comparación con las de la ciudad. Lo que agrava la situación es que hoy en día internet es considerado por muchos, un servicio tan importante como  el del servicio eléctrico.

Las repercusiones de vivir de forma rural sin Internet

España cuenta con internet de fibra de alta velocidad en las zonas urbanas, pero este no llega a un 81% de la población, además, el crecimiento que ha presentado la cobertura 100 Mbps en las poblaciones rurales, no es considerado suficiente por sus habitantes.

Esto ha hecho que se busquen diversas soluciones a la situación, entre las que destacan; la propuesta de incorporar el comercio online en la zona, a lo que se contrapone el hecho de no contar con una buena conexión a internet. Otra propuesta es atraer mediante premios, a emprendedores de la telemedicina, la teleeducación  y nuevas tecnologías.

El alto coste

En relación a la banda ancha, para muchos es una tarea casi imposible hacerla llegar a los lugares más apartados.

Además del alto coste que conlleva, ya que en la ciudad la instalación de fibra óptica implica un valor aproximado de 100 euros por cada usuario; mientras que en las zonas rurales alcanzaría el escandaloso precio de unos 3.000 euros por cliente.

Según los expertos, a esto se suma la necesidad de reducir la brecha de adaptabilidad al servicio de internet, que permita que los habitantes de las zonas rurales utilicen internet con más seguridad en sus diversas aplicaciones.

Otra variable es el elevado promedio de edad existente en algunos municipios de España, donde las estadísticas señalan que por cada persona joven, hay cinco o más ancianos. Sin embargo, estas limitaciones y la baja rentabilidad no deben ser un obstáculo para el desarrollo y mejora del servicio en las zonas rurales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

cv

El valor de un CV traducido

Read More →