Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Barcelona  >  Artículo

La expulsión de España del imam de Ripoll que nunca se ejecutó

Por   /  23 agosto, 2017  /  No hay comentarios

Abdelbaki Es Satty, es el nombre del Imam de Ripoll sobre quien pesó una orden de expulsión de España que nunca se ejecutó.

El principal sospechoso de los atentados de Barcelona y Cambrils, el Imam de Ripoll, debía cumplir con una orden de expulsión tras su salida de prisión en el 2014; sin embargo, Es Satty logró eludirla gracias a la labor de sus abogados, que lograron que un Juez la dejara sin efecto aludiendo protección de derechos internacionales.

El Imam purgó condena de 4 años por tráfico de drogas, de lo que nace la orden de expulsión de España tan pronto como saliera de prisión, pero sus representantes legales actuaron mediante un recurso ante la Delegación de Gobierno sustentado en la protección de los derechos internacionales de Es Satty, la cual fue rechazada por lo que intentaron una segunda opción por la Justicia contencioso-administrativa, donde la suerte cambió dado que el juez de la causa admitió los motivos y le otorgó el triunfo al recurso, dejándole la plena facultad a la hora de desplazarse libre y legalmente por el país.

Pero las acciones de sus representantes legales fueron aún más allá e hicieron la solicitud de asilo en España con la intención de legitimar aún más su presencia en el país, lo cual es habitual en casos como los de Abdelbaki.

El imam de Ripoll murio en explosion

Lo cierto es que el ciudadano marroquí tenía toda la libertad para moverse, no solo por España, sino por toda la Unión Europea, un total de 26 países vinculados al Espacio Schengen, sin que ello implicara alguna sospecha de los movimientos y actuaciones del mencionado personaje; de hecho las autoridades belgas han confirmado a las españolas que en efecto el Imam estuvo en Bélgica, pero pasó totalmente desapercibido dado que no estaba fichado policialmente.

No se explican los expertos en la lucha antiyihadista, como es que el erigido como Imam de Ripoll no fue controlado al  menos por el hecho de haber estado en prisión pagando una condena, independientemente de que se tratase de un delito común y es que ya es normal que los presidiarios se radicalicen dentro de los recintos penitenciarios.

Es Satty, de hecho se relacionó en la cárcel con un conocido individuo que se vincula como cómplice de los atentados del 11-M y estuvo muy activo con la comunidad musulmana del recinto carcelario.

Aun así, la orden de expulsión fue desestimada, lo que le permitió moverse con tranquilidad y disponer la vivienda de Alcanar, lugar que usaba la célula terrorista para fabricar bombas destinadas a provocar cientos de muertos en Barcelona, según señalan las investigaciones, explosivos que irónicamente acabaron con la vivienda y con la vida del Imam según los Mossos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Varias empresas son objeto de investigación por concesión de aguas en Girona

Read More →