Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

La chufa, ingrediente clave en la gastronomía internacional

Por   /  21 septiembre, 2020  /  No hay comentarios

Cultivada desde hace siglos en la provincia de Valencia y determinadas zonas del África subsahariana, la chufa siempre ha tenido que lidiar contra su naturaleza estacional. De forma rugosa y redondeada, muy característica, su sabor es único. Así como sus propiedades nutricionales. Tanto es así que lejos de mantener su consumo durante el verano, los últimos años han servido para posicionar a la chufa como uno de los ingredientes clave para la gastronomía internacional.

Derribando cualquier barrera geográfica existente en el plano físico. 

Hasta hace no muchos años, en España el consumo de la chufa se concentraba durante los meses de verano. Especialmente como consecuencia de ser una época propicia para el consumo de horchata. No obstante, la gran cantidad de productos que se elaboran a partir de la chufa durante todo el año ha permitido que, de manera progresiva, este alimento haya podido desprenderse de esta estacionalidad. Hacia un uso con carácter cada vez más general. 

Sus propiedades nutricionales, fundamentales para entender su popularidad

Además de por su característico sabor, es importante destacar a la chufa como una de las fuentes capaces de aportarnos un extra de nutrientes en nuestro organismo. Diferentes estudios especializados afirman que el consumo de este tubérculo es clave para poder mantener una dieta sana y equilibrada. Siendo un ingrediente esencial en nuestro día a día.

De entre los diferentes elementos que destacan, es importante tener en cuenta que nos encontramos ante una de las fuentes de fibra más ricas que vamos a poder encontrar en el mercado de manera natural. La fibra ayuda a nuestro organismo a favorecer el tránsito intestinal, previniendo el estreñimiento entre todas aquellas personas que son más propensas a sufrir de él. 

Su alto contenido en arginina permite que nuestros vasos sanguíneos siempre permanezcan dilatados. Permitiendo mantener un flujo sanguíneo normal, además de ser un apoyo imprescindible para controlar la presión arterial. 

Por último, es importante destacar el alto contenido en proteína que ofrece este alimento. Según afirman diferentes estudios, las chufas tienen un contenido de proteína que se sitúa en torno al 8%. Unos valores muy similares a los que podríamos encontrar en otro tipo de ingredientes, como es el caso de la harina de trigo integral. Además, las chufas contienen una mayor cantidad de aminoácidos que los que se contemplan en el caso de las proteínas obedeciendo a los estándares de la Organización Mundial de la Salud. 

Diferentes elementos que han permitido que la chufa haya logrado derribar cualquier posible barrera geográfica, hasta convertirse en uno de los ingredientes clave en la gastronomía internacional. Un nuevo escenario que se ha podido llevar a cabo gracias al compromiso de diferentes empresas de Valencia que llevan más de 20 años invirtiendo grandes sumas de dinero en I+D+i con el objetivo de favorecer su consumo a lo largo de todo el planeta. El objetivo ha sido claro, huir de la estacionalidad. 

El único cultivo rentable de la huerta valenciana

En Valencia, la chufa se cultiva en un total de 16 pueblos del norte de la provincia. No obstante, la creciente demanda que existe en torno a este ingrediente ha provocado que sea necesaria la importación de este alimento para poder completar toda la oferta existente. 

Gracias a su internacionalización, se ha podido lograr una estabilidad de precios y un aumento del nivel de suministro. Únicamente de este modo se lograba satisfacer la alta demanda existente. A través de esta vía, la chufa se ha consolidado como el único cultivo rentable de la huerta valenciana. Actualmente, el precio de la chufa se ha incrementado hasta alcanzar su máximo. 

Las grandes multinacionales que se encuentran detrás de su distribución han sido atraídas por la versatilidad de este producto y los múltiples usos que se desprenden del mismo. Entre ellos, su posibilidad para utilizarla en forma de harina y proporcionar un sabor único a sus productos.

La internacionalización de la chufa ha sido un elemento clave para que ésta pudiera desprenderse por completo de su estacionalidad. Ya que ha asegurado un suministro continuado durante todo el año. Sin la importación, mantener este nivel hubiera sido imposible de alcanzar. 

Además, es importante destacar que un porcentaje de la chufa de importación proviene de campos de cultivo orgánicos certificados. Así como de programas de comercio justo certificado. De esta manera, la producción de la chufa incide de manera directa en la mejora de la vida de los agricultores africanos. 

La chufa se ha consolidado, con el paso de los años, como un ingrediente clave en la gastronomía. Su sabor y sus innumerables propiedades nutricionales han permitido alcanzar este posicionamiento. Un recorrido que le ha permitido estabilizar la demanda y el precio, hasta desprenderse por completo de la estacionalidad que siempre ha castigado a sus productores. El trabajo e inversión de una gran parte de empresas valencianas, clave para favorecer esta consolidación. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Casinos online: una opción de ocio que emplea las últimas tecnologías

Read More →