Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Cataluña  >  Artículo

La amenaza inesperada del trasvase del Ebro es la contaminación del suelo

Por   /  18 junio, 2020  /  No hay comentarios

Se dio a conocer por partes de las autoridades del CSIC, que la avería presentada en enero en una cañería, fue originada por la alta cantidad de cloruros.

Ya los técnicos del Consorcio de Agua de Tarragona, se habían anticipado al pronóstico que hoy confirman desde el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Dando cuenta que la gravedad de la avería presentada el pasado mes de enero, se debió a una gran concentración de cloruros derivada de los riegos de los suelos donde yace esta infraestructura, que es clave para Tarragona y su estructura económica. 

Con anticipación, ya se habían descartado fallos en el diseño, en la instalación y manejo de esta importante tubería, que cuenta con un diámetro de 1,6 metros. Las evaluaciones pertinentes las realizó el Instituto Eduardo Torroja.

Aún quedan pendientes las labores de inspección que se pospusieron debido a la pandemia de covid-19, por lo que el CAT realiza las gestiones necesarias para que esta se lleve adelante, en el segmento que comprende 75 kilómetros de tubería que parte desde Campredó, lugar donde se recolecta el agua del Ebro y termina en Tarragona.

Ya descartadas las causas que pudieron dar pie a esta avería, ha sorprendido la presencia de los cloruros procedentes de las aguas de un pozo desde el que se abastece el sistema de riego de la localidad.

Explican los expertos Joan Cornellà y Xavier Pujol, que este alto contenido de sal resulta muy perjudicial para el hierro, ya que lo corroe con bastante facilidad.

Para evitar o minimizar los daños y un posible colapso de la infraestructura, se pretende llevar adelante este complejo proyecto de recolección y monitorización de datos. Este proyecto cuenta con un presupuesto de 5,5 millones de euros, de los cuales 50% con subvencionados por la Agencia Catalana de Agua.

Ya se han iniciado las labores de prospección con equipos muy sofisticados que permiten revisar exhaustivamente, hacer la detección de cualquier distorsión y hacer una comparación del diámetro de la tubería, todo en aras de aplicar medidas de prevención, en esta primera fase.

La segunda prevé la implantación de un sistema de detección en línea que funcione de manera continuada, con el fin de que genere los alertas oportunos de cómo va evolucionando la tubería en el sentido estructural.

La idea es tener una visión clara de la situación del hormigón y los elementos de acero que conforman la infraestructura, de tal manera que si hay puntos sensibles se puede generar una respuesta y soluciones inmediatas.

El abastecimiento no será suspendido gracias a que las maniobras han sido programadas por tramos, específicamente estos tres: Parte de L`Ampolla para Vandellós, y desde allí hasta Tarragona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Principio de acuerdo para el despido de 760 empleados de Continental en Rubí

Read More →