Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Internet potencia la fantasía erótica del sexo con mujeres maduras

Por   /  6 septiembre, 2017  /  No hay comentarios

Al contrario de lo que dicen numerosos estudios, el interés por las mujeres de mayor edad está ahí, y cada vez es más patente.

Hace poco, el responsable de un portal web de citas online se liaba la manta a la cabeza, hacía números y elaboraba una profunda estadística que establecía los rangos de edad con los que hombres y mujeres nos sentimos atraídos por el sexo opuesto. El estudio, llevado a cabo gracias a la ingente cantidad de datos recogidos en su propia página, trataba de establecer unas líneas que sirven de guía para saber hasta qué punto es cierto todo eso que se dice sobre edades y atracción física.

Las conclusiones eran obvias. Mientras que las mujeres solían preferir a los hombres de una edad más o menos igual, con cierta tendencia a los mayores cuando son jóvenes y viceversa; los hombres siempre preferían a las de veinte años. Daba igual que el varón tuviera veinte, que treinta, que cincuenta, siempre manifestaba un interés notablemente mayor por aquellas mujeres que no superaban la treintena.

Hasta ahí parece que las matemáticas establecen un juicio inamovible, pero lo cierto es que las conclusiones que arrojaba este estudio no son del todo verídicas, y para prueba solo tenemos que buscar en internet o consultar a los principales proveedores de contenido para adultos que pululan por el cibermundo. ¿Sabíais que portales como videosdemaduras.xxx están ganando cada vez más y más audiencia?

Este hecho lanza por tierra toda conclusión sobre la atracción de los hombres por las chicas de “veintipocos”. Páginas web con contenido xxx gratis o de pago tienen en los apartados de mujeres de mayor edad un buen filón con el que atraen a un público cada vez más grande, que no puede evitar mostrar interés especial en los contenidos protagonizados por estas y que, por qué no, fantasean con ellas.

Porque no son pocos los que, aunque no lo reconozcan, tienen más de una fantasía sexual con mujeres maduras. Será por eso que dicen de que la edad es experiencia, y la experiencia un grado, o porque caer en el tópico de “las prefieren más jóvenes” es algo que aburre; sea por lo que sea, la edad no es un impedimento para que las féminas resulten sexualmente atractivas.

Internet tiene mucho que decir al respecto. Con la total masificación de esta tecnología, el abordar ciertos temas tabú usando la red de redes como medio se ha convertido en una práctica bastante habitual, cosa que también influye en nuestra forma de pensar. Ahora somos mucho más flexibles y tenemos una mentalidad más abierta que hace, por ejemplo, una década. Y eso es algo que se nota, sobre todo en lo que buscamos y consumimos cuando nos conectamos.

Lo tenemos mucho más fácil para explorar en ciertos mundillos que antes eran infinitamente menos accesibles, incluso es más sencillo encontrar a personas que también se animan a ello. A todo esto sumemos, además, la ingente cantidad de contenido e información que se mueven por la red de redes. El resultado es un cóctel con un sabor perfecto para cada consumidor o, metáforas aparte, que básicamente podemos encontrar lo que sea que buscamos.

Al tener esta posibilidad, muchos dan rienda suelta a sus fantasías e imaginaciones más oscuras y tratan de ver eso que de otra forma no podrían. Quizá por eso portales como los antes citados están notando un auge que contradice al estudio que también mencionábamos. Sin nadie que nos vigile ni controle lo que hacemos o vemos (aunque en internet todo está monitorizado, por mucho que pensemos que no), es más habitual que experimentemos con aquello que hasta nos llegue a avergonzar de cara al público.

Esto lleva a otro punto más: la intimidad. Si hay algo que podemos tener cuando navegamos por los mares virtuales es intimidad. Ya lo decíamos, no hay nadie que nos vigile ni que controle lo que vemos, y tener esa seguridad fomenta cierta atmósfera íntima que normalmente va acompañada de la soledad. Esa que evita miradas indiscretas o comentarios ajenos, esa que te permite hacer lo que quieras sin dar explicaciones.

¿Significa esto que está habiendo un cambio de gustos a raíz de esta liberación? Sería difícil dar una respuesta rotunda. El libro de los gustos es algo que nunca ha estado escrito con unas reglas férreas, y solo hay que echar un vistazo alrededor para ver que las parejas pueden ser de lo más variopinto. Claro está, una cosa es una relación estable y otra una fantasía sexual. Ahí el libro directamente se arroja al cubo de la basura porque, en el fondo, todos tenemos alguna que no seríamos capaces de reconocer abiertamente. Y si no, que se lo pregunten a los dueños de las webs de contenido erótico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

iphone

Últimas ofertas de Orange en sus tarifas de móvil

Read More →