Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Cataluña  >  Artículo

El ex vicepresidente catalán dice en el juicio que está preso político

Por   /  21 febrero, 2019  /  No hay comentarios

El principal acusado en el juicio de los líderes de la independencia catalana se declaró prisionero político cuando se presentó el jueves en el tribunal de Madrid, donde él y otras 11 personas se enfrentan a diferentes cargos por el intento de 2017 de separarse de España.

Oriol Junqueras, el ex vicepresidente catalán, efectivamente se negó a reconocer al tribunal, aceptando solo responder a las preguntas de su abogado defensor y no a la fiscalía. 

«Este es un juicio político y me niego a responder a mis acusadores«, dijo. «Soy un preso político y estoy en juicio por mis ideas».

Junqueras es uno de los 12 políticos y activistas de base procesados ​​por su participación en el referéndum ilegal y la declaración unilateral de independencia en Cataluña en 2017.

Nueve de los acusados, entre ellos la ex presidenta del parlamento catalán Carme Forcadell están acusados ​​de rebelión, que conlleva una pena de prisión de hasta 25 años.

«Nada de lo que hemos hecho es un delito y somos inocentes de los delitos de los que se nos acusa«, dijo Junqueras durante las dos horas de interrogatorio.

«Primero somos republicanos y luego separatistas, pero sobre todo somos demócratas», dijo. “Estamos convencidos de que una república de Cataluña es la mejor manera de crear una sociedad justa. Siempre hemos perseguido este objetivo y seguiremos haciéndolo, independientemente del resultado de este ensayo. Enviarnos a la cárcel no resolverá nada”.

Insistió en que las elecciones regionales catalanas de 2015 se habían celebrado como una asamblea sobre la independencia y dado que los separatistas obtuvieron la mayoría, cumplían su mandato democrático al perseguir la independencia mediante un referéndum y una declaración unilateral.

Manuel Marchena, el presidente de los siete jueces que escucharon el caso, había rechazado anteriormente una solicitud para que Carles Puigdemont compareciera como testigo.

«No puede ser un acusado por la mañana y un testigo por la tarde», dijo Marchena sobre el ex presidente catalán, quien vive en el exilio autoimpuesto en Bélgica y ha dicho que espera una nueva orden europea para su arresto.

Marchena también descartó la traducción simultánea del catalán al español, alegando que en ningún momento durante los 16 meses de audiencias preliminares se había solicitado. Reconoció el derecho de los acusados ​​a responder en catalán, sin embargo, con una traducción consecutiva en lugar de simultánea.

Junqueras dijo al inicio de su testimonio que estaba feliz de hablar en español para que se le entendiera lo más ampliamente posible. Su decisión de hacer una defensa política puede ponerlo en desacuerdo con sus compañeros acusados, sin embargo, se espera que varios de ellos presenten un desafío legal a los cargos.

Después de Junqueras fue el turno de Joaquim Forn, el ex ministro del Interior

Forn que estaba a cargo de la policía catalana, los Mossos d’Esquadra, dijo que nunca había actuado de una manera que infringiera la Constitución.

Insistió en que la fuerza había obedecido las instrucciones de la corte superior para evitar que se llevara a cabo el referéndum del 1 de octubre, alegando que era la operación más grande que había organizado.

Los procedimientos del día se vieron oscurecidos por los comentarios de Irene Lozano, secretaria de estado de Global Spain, que comparó el referéndum de independencia con la violación.

«Querían un referéndum, pero no tenían permiso«, dijo. «Usar el sexo como una metáfora, si no tienes permiso, es una violación».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Fue boicoteado el acto por el 17-A

Read More →