Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

El cuidado de los peluches, esencial para evitar alergias en bebés

Por   /  13 marzo, 2019  /  No hay comentarios

Es importante conocer de antemano qué hacer para evitar los episodios de alergia a consecuencia del juego con peluches.

La compra online de productos para bebés se ha disparado en los últimos años. Tan solo en España, se registró un incremento del 20,3% en la segunda mitad del año 2016, con una facturación que se acercó a los 6.000 millones de euros. Estos datos revelados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMN) deja claro que los padres cada vez acuden más al entorno digital para hacerse con esos productos necesarios para los más pequeños del hogar.

Con la cantidad de información disponible en redes, los progenitores cada vez lo tienen más fácil para lanzarse a la compra. La confianza en la marca y en el tipo de producto es el principal motor de la compra de juguetes y productos para bebé, tal y como indican desde el portal ZONAPADRES. No obstante, la información reunida no siempre es suficiente para asegurar la adquisición de un producto que realmente encaje con las necesidades de los pequeños.

De todos los juguetes de los que pueden disponer los infantes en sus primeros meses y años de vida, los peluches son la gran estrella tanto de regalos como de compras. Mullidos, redondos y sin nada que pueda resultar dañino, resultan el mejor elemento para permitir al bebé descubrir formas y texturas, e incluso poner a prueba su movilidad, sin riesgo alguno a recibir daño.

Para los niños y los bebés, y en ocasiones para los adultos, el juego es la mejor forma de aprendizaje. No obstante, para que no sea una actividad que pueda traer problemas, sobre todo cuando hablamos de peluches y de bebés con edades tempranas, es necesario seguir ciertos pasos que impidan las reacciones alérgicas y otras tantas situaciones realmente molestas para los pequeños. Es importante aplicar una serie de cuidados para prevenir antes que curar.

Cuidando peluches para cuidar bebés

Las partículas de polvo acumuladas y, sobre todo, los materiales de los que están hechos los peluches pueden ser los principales responsables a la hora de causar reacciones alérgicas en los infantes. Por eso, lo primero que los padres deben observar para evitar problemas es que cuenten con una certificación que corrobore que son hipoalergénicos.

Puede pillar por sorpresa a más de uno, pero dentro de toda la nueva rama del mercado eco-friendly se encuentran también diferentes tipos de peluches hechos con el fin de ser respetuosos con el entorno, construidos con productos naturales y, a la vez, con una probabilidad mínima o nula de causar alergia.

Además de esto, para evitar las concentraciones elevadas de polvo o de ácaros, se recomienda en primer lugar que se laven los peluches con cierta asiduidad. Además de eso, también es importante emplear detergentes hipoalergénicos, hechos con el bebé en mente para no causar esas reacciones que se tratan de impedir por todos los medios. Es más, se debe lavar cada peluche por separado para evitar que el contacto propicie la aparición o acumulación de alérgenos.

Aunque puede sonar como algo muy disparatado, son muchos los especialistas que recomiendan hacer una de las tareas más aparentemente alocadas con los peluches. Antes de usarlos por primera vez, se recomienda meter el peluche durante 24 horas en un congelador. ¿El motivo?, que en el interior de este electrodoméstico las temperaturas pueden estar muy por debajo de los 18 grados bajo cero, temperatura en la que los ácaros quedan completamente eliminados.

También es sumamente importante que, por mucho que al bebé le guste tener a su peluche cerca, nunca duerma con él o con ellos. Es esencial que haya espacio libre para que el pequeño, en caso de moverse mientras duerme, pueda hacerlo sin problemas y sin riesgo de bloqueo de las vías respiratorias por partículas desprendidas de estos juguetes.

Lo ideal es que el bebé pueda disfrutar de estos muñecos sin que sufra episodios de alergia, como también sin que tenga otro tipo de problemas. Los padres deben conocer de antemano cómo son los peluches que quieren comprar, como también prestar mucha atención a los materiales de los que están hechos si quieren evitar tener que retractarse de su compra.

Actualmente, con internet al lado y con tanta información a mano, aprender bien los protocolos a seguir para conseguir reducir las posibles alergias causadas por los mullidos y adorables peluches es algo sumamente fácil. Ya hemos indicado varios puntos clave a tener en cuenta, pero la realidad es que existen más factores que conviene repasar para que las incidencias sean prácticamente nulas.

Es importante recordar que hablamos de bebés. Frágiles e indefensos, son los progenitores los responsables de velar por ellos, y por supuesto de encargarse de que disfruten de sus peluches sin ninguna clase de problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Los Strip Club de Barcelona conquistan Europa

Read More →