Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Algunos consejos educativos para que tu hijo crezca con las mejores bases estimulantes

Por   /  25 Junio, 2017  /  No hay comentarios

consejos educativos

La educación de un hijo lo es todo, por lo que hemos de estar en constante aprendizaje de nuevas formas de formación y estimulación de sus capacidades cognitivas.

A lo largo de la infancia, todo puede influir para construir lo que acabará siendo la personalidad de una persona. Es importante velar por una buena educación del niño o de la niña estimulando sus mejores características mediante juegos, prácticas, actividades o lecciones. Es necesario darle a tu hijo nuevos enfoques y puntos de vista para que crezca según su sociedad y tenga acceso a cualquier bien cultural. Hemos consultado a expertos en el tema para ver qué actividades podemos desarrollar junto a los más pequeños para verlos crecer de una forma educativa e incentiva. El Blog educativo que figura en este enlace nos dio unas cuantas ideas.

Haz que les guste el ajedrez

Diversos estudios han demostrado que el ajedrez produce resultados espectacularmente buenos en niños de a partir de 4 y 5 años. Se ha demostrado que los niños que han jugado al ajedrez durante dos años han visto su capacidad de concentración aumentada de un 50%, la capacidad de memorización del 25% y la capacidad de resolver problemas de un 35%.

Y es que resulta que una partida de ajedrez es como un problema matemático, pues es preciso analizar los datos y estructurar su reflexión para elaborar un plan de ataque bajo forma de juego. Es una muy buena forma de hacer que un niño realice una tarea de lógica descubriendo el poder de la estrategia. Todo tipo de niño o niña puede jugar, y podrá ver sus capacidades cognitivas desarrollarse, así como su capacidad en resolver problemas que pueda encontrarse. Será mucho más intuitivo e inteligente. En cuanto al aspecto de la memoria, resulta que el niño mejorará su memoria a corto plazo, proyectándose en jugadas futuras, así como su memoria a largo plazo, procurando recordar estrategias pasadas y poniéndolas en situación.

El ajedrez puede ser una buena forma educativa de pasarlo bien, y, no lo neguemos, podremos pasarlo bien nosotros, los padres, jugando con ellos. Efectivamente, el ajedrez es uno de los pocos juegos que hacen que los niños puedan ser rivales duros de roer muy rápido.

Procura su buen crecimiento gracias a la verdura

Se trata de una de las pesadillas de todo padre: lograr que su hijo tenga acceso a las vitaminas que le proporcionan las verduras. El blog del que te hemos hablado, Cerebrito Pérez, nos habla de algunos trucos para hacer que tu hijo se coma las verduras sin rechistar. Lo importante es encontrar recetas adaptadas al crío y evitar las verduras típicas hervidas y sin gusto. El error de la mayoría de los padres es la de introducir las verduras en la alimentación de sus hijos de forma agresiva: hirviendo legumbres y sirviéndolas sin ningún tipo de atractivo. Es preciso encontrar recetas de platos que llamen la atención del muchacho o la muchacha. Una idea podría ser la de hacer su plato favorito, pero en versión vegetariana. Pongamos un ejemplo que nos proporciona Cerebrito Pérez: ¿a quién no le gustan las croquetas? Si tu hijo es de esos que se pierden por tus croquetas, hazle croquetas de brócoli al horno. Evitará el aspecto nocivo de la fritura y dará poder a las propiedades del brócoli sin obviar el sabor. El resultado es exquisito y el sabor del brócoli no supondrá ningún problema para tu hijo.

La regla básica: aprender jugando

Sea cual sea la edad del niño, siempre aprenderá más fácilmente si se lo pasa bien con la actividad. La repetición, la ausencia de estrés, la cooperación entre el niño y tú, etc. son elementos necesarios para asegurar un buen aprendizaje y todos ellos están presentes en los juegos, y aunque ello pueda parecer contradictorio, lo están más que en un libro.

Con un juego el niño puede aprender a respetar las reglas; a ganar, y a perder; a luchar por un objetivo; a elaborar una estrategia; a colaborar en equipo; a analizar; a memorizar cosas; a relacionarse; a sentir emociones y expresarlas; etc. Dependiendo del tipo de juego, fomentarán más unos u otros rasgos de los que acabamos de decirte, pero siempre velará por su aprendizaje y su buen crecimiento. El error de muchos padres es el de dejar a sus hijos con la tecnología para que les dejen descansar tranquilos tras un duro día de trabajo. Ello no le favorece en nada, y necesita relacionarse con sus padres para desarrollar todas las aptitudes que puedan asegurarle un buen futuro.

Si te has quedado con ganas de más consejos, ¡no dudes en visitar el blog que te hemos proporcionado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

gominolas con gelatina de vegetal o vaca para musulmanes

Caramelos especiales para el público musulmán

Read More →