Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Conoce el componente más beneficioso de la marihuana

Por   /  4 mayo, 2021  /  No hay comentarios

Es posible que hayas oído hablar alguna vez del popular debate sobre la legalización de la marihuana. ¿Debería seguir siendo ilegal? ¿Trae problemas a sus consumidores? ¿Justifica su uso el hecho de que posea propiedades medicinales? Mientras intentamos poner solución a tan complicadas cuestiones, se ha conseguido experimentar con sus numerosos componentes químicos, obteniendo resultados bastante prometedores. A continuación vamos a hablar del cannabidiol, uno de los componentes químicos más importantes de la marihuana.

El cannabidiol: el componente del cannabis con propiedades medicinales y terapéuticas

El cannabidiol, conocido también por el acrónimo CBD, se trata de uno de los dos componentes químicos más importantes presentes en la planta de cannabis (siendo el otro tetrahidrocannabinol, o THC), encontrándose en diferentes proporciones según la cepa con la que tratemos. Resulta ser el segundo componente más abundante en la planta, justo por debajo del THC, 

La principal diferencia que existe entre el CBD y el THC es que este último produce a sus consumidores efectos psicotrópicos que percibimos como «el subidón». Debido a diferencias en sus estructuras químicas, el CBD interactúa de forma completamente diferente con el cuerpo humano. El cannabidiol no es tóxico, no coloca y no tiene potencial de abuso, según declara la Organización Mundial de la Salud.

El CBD resulta ser un componente químico muy beneficioso a la hora de tratar algunos síntomas y enfermedades, poseyendo así mayor margen terapéutico, y a costa de efectos secundarios muy leves. Este compuesto favorece la capacidad de nuestro cuerpo para mantener el equilibrio y funcionar correctamente, influyendo en gran variedad de procesos y sistemas que conforman nuestro organismo. Encontramos otras propiedades medicinales y terapéuticas en el uso del CBD, que permiten su uso como:

  • Antiinflamatorio
  • Analgésico
  • Antioxidante
  • Ansiolítico
  • Antipsicótico
  • Anticonvulsionante
  • Neuroprotector
  • Etc.

Gracias a dichas propiedades, se puede emplear el cannabidiol para el tratamiento de numerosas enfermedades, entre las que encontramos la epilepsia, psicosis, dependencias químicas, enfermedades neurodegenerativas y trastornos del espectro autista, por citar algunos ejemplos. Dichas propiedades constituyen el motivo por el que se ha aumentado tan drásticamente el interés sobre este particular compuesto químico. Cada vez son más los estudios preclínicos y clínicos que demuestran que, en efecto, el CBD, junto con otros cannabinoides, son un complemento natural y seguro para la salud humana capaz incluso de contrarrestar los efectos negativos del THC

Actualmente, existen medicamentos que incluyen en su receta el cannabidiol. Tal es el caso del Epidiolex, medicamento a la venta en Estados Unidos que utiliza este compuesto químico para tratar problemas de epilepsia. A pesar de todo, se debe tener cuidado con la publicidad engañosa que sobredimensiona los beneficios del CBD.

Los diferentes efectos del componente químico de la marihuana en nuestro cuerpo ven su origen en las interacciones con los diferentes receptores del organismo. El CBD actúa sobre receptores del sistema nervioso central, así como del tracto gastrointestinal, dando lugar a esos efectos ansiolíticos, relajantes y antidepresivos que se asocian con el uso de esta sustancia. De forma similar, el CBD actúa con otros receptores de los sistemas nerviosos central y periférico, así como de la vejiga, próstata, adipocitos y folículos pilosos para conseguir efectos analgésicos de regulación del dolor. En lo que respecta a sus efectos como antineoplásico o antiproliferativo, esto se debe a la interacción antagonista con los receptores GPR, similar a lo que ocurre también con el THC.

Sobre la comercializacion del CBD

La Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, conocida también como la AEMPS, ha establecido que la elaboración, fabricación, exportación, importación, uso, comercio y posesión de CBD debe limitarse, exclusivamente, a fines médicos y científicos. Esto se ha debido al reconocimiento por parte de la ONU de sus propiedades medicinales y terapéuticas, así como la colocación por parte de la Comisión de Estupefacientes de los productos de CBD en la lista I de la Convención única de Estupefacientes de 1961. Esto, combinado con la resolución del 19 de noviembre de 2020 por parte del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea, ha conseguido que se permita y normalice la comercialización del CBD. Los productos relacionados con este compuesto no deben superar el 0.2% de THC, según las principales condiciones y medidas de regulacion del CBD.

Tal y como podemos leer en este artículo, un estudio de mercado llevado a cabo por la compañía Brightfield Group estima un crecimiento considerable del mercado europeo de cannabidiol en los siguientes cuatro años, alcanzando un valor de mercado que superará los 1500 millones de euros. A pesar de las limitaciones existentes en la comercialización de alimentos a base de CBD, la venta de este producto experimentó en 2018 ingresos cuyo valor se aproxima a los 287 millones de euros gracias a la industria cosmética y de salud. La resolución del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea ha permitido hacer de la venta de productos de CBD una actividad rentable que continúa desarrollándose a día de hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Consejos para viajar a los EE. UU. en tiempos de COVID-19

Read More →