Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Cómo elegir la mejor maleta para viajar

Por   /  3 abril, 2019  /  No hay comentarios

El tiempo que va a durar el viaje, el tamaño de la maleta o si el viaje se va a hacer en coche o avión influyen a la hora de comprar la mejor maleta

Los españoles cada vez viajamos más. Y más lejos. El gusto por conocer nuevos destinos en nuestras vacaciones es uno de los motivos que ha llevado a que los españoles hagan más de 175 millones de viajes al año. Pero también influyen los viajes de negocios, ya que la internacionalización de las empresas ha ayudado a que cada vez sean más los empleados que se tengan que desplazar durante un periodo de tiempo a otro país o ciudad por motivos laborales.

Por ello, el sector de las maletas también lleva años de crecimientos continuos en número de ventas y en facturación. Sobre todo las empresas dedicadas a la venta online de maletas, que ofrecen muchas más opciones a la hora de adquirir maletas de viaje baratas. Sin embargo, a la hora de hacerse con una maleta. ¿Cuál es la mejor? ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de hacernos con una?

No todas las maletas son iguales. Ni en cuanto a calidad ni en cuanto a usabilidad. Por ello, definir muy bien qué uso se le va a dar a la maleta y analizar en qué tipo de viaje se va a utilizar va a ayudarnos a decidirnos a comprar la maleta que mejor se ajuste a sus necesidades. Y es que son muchas las ocasiones en las que viajamos con una maleta incómoda, demasiado grande para el tipo de viaje que hacemos o, por el contrario, demasiado pequeña. Así que vamos a explicar algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar maletas. Vamos con ellos:

En qué medio de transporte vamos a viajar

No es lo mismo viajar en avión, que en tren o en nuestro propio coche. Cada medio de transporte tiene sus peculiaridades. En los aviones, por ejemplo, las compañías aéreas imponen un tamaño mínimo para subir la maleta en cabina, mientras que en el tren el tamaño permitido es más grande. En el coche, por ejemplo, no tenemos límite. Así que antes de elegir una maleta define muy bien cuál es medio de transporte que más utilizas para decir cuál es la mejor maleta.

En el caso de viajar en avión y de no hacer viajes muy largos puede ser suficiente con adquirir unas maletas de cabina baratas. Este tipo de maleta destaca por tener unas medidas reducidas pero con suficiente capacidad para alojar el equipamiento necesario para pasar una semana de viaje si eres organizado y aprovechas al máximo su capacidad. En caso de hacer viajes largos y necesitar maletas grandes que se tendrán que facturar es importante asegurarnos de que tiene un cierre fiable para evitar cualquier problema con ellas.

Para los coches, por ejemplo, las maletas de tela pueden ser más que suficientes, ya que son muy cómodas de utilizar y se adaptan mejora  este medio de transporte que las rígidas o semirígidas. De cualquier modo, el coche acepta mejor cualquier tipo de maletas.

Maleta rígidas o blandas

Esta es otra de las dudas que siempre surgen a la hora de comprar un tipo de maleta u otra. Al respecto, hay que decir que ninguna es mejor que otra pero cada una tiene sus características y, al final, va a depender del gusto de los compradores. Por un lado, las maletas rígidas son más resistentes a los golpes externos, por lo que en cierto modo pueden ser más seguras a la hora de reducir posibles daños en aeropuertos, donde no destacan por hacer un cuidado minucioso de las maletas. Por otro lado, las maletas blandas tienen la ventaja de que se amoldan mejor a los espacios. Sin embargo, son menos resistentes a los golpes y se mojan con la lluvia. Así que para viajar en avión es mejor las rígidas.

Maleta con ruedas o equipaje sin ruedas

Las maletas con ruedas se han popularizado durante los últimos años. La opción de no tener que cargarla y poder deslizarlas con comodidad es, sin ninguna duda, el principal atractiva. Aquí existen dos tipos de maletas con ruedas: las de dos y las de cuatro. Las de dos suelen ser más económicas pero el movimiento suele ser hacia delante y hacia detrás. No hay movimientos laterales. Las de cuatro, por su parte, sí que lo permiten y son muy cómodas de llevar.

En ocasiones también es conveniente optar por un equipaje sin ruedas. Lo normal es escoger este tipo de bolsas cuando queremos tener el máximo espacio posible (las ruedas ocupan un espacio) o cuando vamos a ir a un destino en el que vamos a tener que caminar por arena, calles con baches o con hielo, donde las ruedas no funcionan bien y, al final, hay que llevarlas a peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Una nueva mirada del Control Interno

Read More →