Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Black Mirror: una serie de culto

Por   /  19 Octubre, 2016  /  No hay comentarios

Doctor Who, Downtown Abbey, Shameless, Misfits… Los británicos ya sabían hacer series, pero esta vez se han inventado una fórmula nueva. Hoy intentaremos convenceros de que es una buena idea comprar el DVD de Black Mirror y verla en una noche, mientras degustamos un buen Gin Tonic en el salón de casa.

Black Mirror es una trilogía creada por Charlie Brooker (Dead Set) para TV. Los tres capítulos de la serie son autoconclusivos y no comparten nada entre sí salvo el hilo conductor: la tecnología y sus efectos negativos en el progreso.The National Anthem

En el primer episodio de la serie estamos en el presente, en nuestro mundo. El primer ministro del Reino Unido recibe una llamada durante la madrugada: la princesa había sido secuestrada y sólo será liberada si el mandatario mantiene relaciones sexuales con un cerdo en TV para todo el país.

La tecnología y las redes sociales entran en juego desde el primer momento: el secuestrador había subido el vídeo a YouTube, la noticia se viralizó en Twitter y todo el mundo estaba pendiente del desenlace. Incluso desde antes de que el primer ministro despertara.15 Million Merits

Estamos en el futuro, un futuro completamente deshumanizado por las redes sociales y la tecnología. Hay pantallas táctiles y sensores de movimiento en cada rincón. La única función del ciudadano medio es pedalear en una bici estática para generar energía. Cuanto más pedalean, más objetos virtuales pueden comprar: ropa para su avatar, vídeos…

En este desolador panorama viviremos una historia de amor que nos dejará un mensaje incómodo sobre el hedonismo y el conformismo.The Entire History of You

En el último capítulo estamos en un mundo paralelo. Parece que la única diferencia con nuestro mundo es que las personas tienen implantado un chip en el cuello que registra en vídeo todo lo que ven, todo lo que viven. Pero es una diferencia que marca una gran diferencia en la vida cotidiana.

Es fácil imaginar cómo cambiaría tu impresión sobre una entrevista de trabajo si la puedes volver a ver una y otra vez, o una discusión de pareja si podemos recordar las palabras exactas siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Aita Guria

Mural en reconocimiento a los balleneros vascos de Bermeo

Read More →