Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Emprendedores  >  Artículo

Benaoján y Montejaque, donde nacen los emprendedores

Por   /  29 agosto, 2017  /  No hay comentarios

Montejaque quesos

Bien reza el dicho “la necesidad, es la madre de la creatividad” y en parte esto es lo que ha llevado a los habitantes de Benaoján y Montejaque a poner al máximo su ingenio aflorando su vena emprendedora para salir adelante.

Para sus habitantes, las exigencias de un entorno tan particular con terrenos escarpados y poco bondadosos para su cultivo no representaron mayor problema, por el contrario se dispusieron a dar lo mejor de su ingenio para convertirse en unos exitosos emprendedores.

En muestra de la mejor de las actitudes, no se quedaron de brazos cruzados, sino que buscaron la forma de progresar pese a las dificultades, tal como lo hicieron sus antecesores que muy bien lograron subsistir con el traslado y contrabando del tabaco habituados a transitar por las escarpadas zonas, superando las épocas posteriores a la guerra civil y ocupando cuanta senda existía para llevar en las alforjas el tabaco que más gustaba a los clientes y sin que los peligros del camino a recorrer les desanimaba, ya que su motivación de llevar el sustento al hogar era mucho más fuerte.

Benaoján charcuteria

Superada la época de contrabando, cuyas hazañas de sus protagonistas quedaron plasmadas en libros de escritores románticos británicos y galos, se abrieron camino hacia la elaboración de embutidos procedentes del cerdo, delicioso paquidermo del que nada se desperdicia.

Saltaron a la palestra del emprendimiento los Carrasco, Tornay, Aguilar y Melgar, siendo todos de Benaoján y Jiménez de Montejaque, cuyo empuje y perseverancia logró llevar adelante una industria que fue capaz de suministrar productos a buena parte de España y que supo bien aprovechar el fundador de “Icarben”, José Castaño, un charcutero de profesión que continuó desarrollando esa industria para que hoy día se compare con otras de las mejores de Andalucía en este sector fabril.

La industria que aún espera crecer más, por lo que cuenta con el apoyo económico de Andalucía para la ampliación de las instalaciones, lo cual evidentemente va a generar beneficios para la población ya que ello se traduce en la creación de nuevos puestos de trabajo.

Otra industria que se abre paso es la quesera, cuya materia prima es la leche de cabra “payoya”, raza caprina totalmente adaptada a la altitud y pluviosidad de una zona que le es favorable para su crecimiento y procreación; un queso de color blanco y de muy fácil digestión.

Otra industria artesanal con méritos “Al – Jaque”, no solo elabora deliciosas mermeladas artesanales sino que se atrevió a introducir rarezas como mermeladas de cebolla, de berenjena y tomates, de las que se atreven a asegurar que no tienen igual en ninguna parte, según una de los tres artífices de esta exquisitez de dulces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

la empresaria Victoria Majadas se da a conocer

Victoria Majadas de frente con el Business Angels

Read More →