Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Cataluña  >  Artículo

Ayuntamientos ante el ‘top manta’: de la mano dura en Sitges a la tolerancia en Castelldefels

Por   /  30 mayo, 2019  /  No hay comentarios

Vigilantes privados son contratados en Garraf para controlar una actividad considerada irregular como es la venta ilegal en la Baix Llobregat

En la playa de Lluminetes, en la avenida de los baños de Castelldefels, puedes observar a vendedores ambulantes con todo tipo de mercancía de imitación de las mejores marcas como Reebok, Nike, Jordan o de lujo como Gucci, Prada o Louis Vuitton, tan bien hechas que son difíciles de diferenciar de las originales.

Estos vendedores de entre 20 y 30 años se dedican a la venta irregular, sobre todo durante el verano y los fines de semana, en el que aproximadamente 200 jóvenes senegaleses nos atraen con su peculiar manera de vender, siempre joviales y risueños con su particular modo de andar, que llegan desde el apeadero de Renfe.

Cada quien trabaja por su cuenta y con mercancía diferente y contrario a los chicos de Barcelona, estos trabajan normalmente sin miedo o presiones ya que han llegado a una especie de acuerdo con la policía local de Castelldefels, donde nadie ataca a nadie.

Estos cordiales jóvenes visten y calzan sus productos como si fuesen una vitrina ambulante y los cuales son bien recibidos por la comunidad local, a los cuales se han denominado como manteros.

De este modo todo fluye entre ambas partes, ya que el número de senegaleses superan en gran cantidad a la policía local, por lo que la policía propuso esta especie de tregua.

La policía local cuando está cerca la mayor cantidad de personas locales y turistas, les permite a los top manta trabajar en el frente marítimo con la mayor libertad de acción, ya que durante los últimos 15 años no ha habido ningún incidente en la ciudad de Castelldefels, pues son respetados adicional al hecho de que sus productos son exitosos y se venden mucho.

Sitges un caso especial

Vecino de Castelldefels, Sitges ciudad turística y se ha visto en la necesidad de contratar aparte de la policía local, agentes de seguridad privados, con el fin de ahuyentar a los vendedores top manta de su municipio durante la semana Santa.

Durante los dos últimos años de prueba, los top manta abandonaron las calles para trabajar en la playa de San Sebastián.

En Sitges se tienen dos opciones, la inserción laboral de los senegaleses u optar por contratar personal policial privado durante los 150 días en los que hay mayor actividad turística.

En la ciudad se cuenta con una comisión de venta ambulante en la que se reúnen no sólo vendedores,  sino empresarios además del Ayuntamiento, que han propuesto solucionar este problema al formar laboralmente a estos jóvenes, cosa que no se había hecho anteriormente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Fue boicoteado el acto por el 17-A

Read More →