Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Así son las ‘girlfriend experience’ de las profesionales barcelonesas

Por   /  13 enero, 2021  /  No hay comentarios

Lidiar con la soledad no es plato de buen gusto. Si bien es cierto que determinadas personas acaban acostumbrándose a ella, comprensiblemente no todos los individuos se ven capaces de hacerlo. Tarde o temprano acaba surgiendo la necesidad de sentirse querido por alguien, sin que ello parezca fingido o sobreactuado. 

Precisamente de ello se encargan profesionales como las chicas de Barcelona. Durante los últimos años uno de los servicios que más se han popularizado es el conocido bajo el nombre de ‘girlfriend experience’. Muchos de los clientes que recurren a estas especialistas acaban decantándose por dicha alternativa. Ello no es de extrañar teniendo en cuenta los aspectos que detallaremos a continuación. 

La misma experiencia que proporciona una novia real 

En otros tiempos, contratar los servicios de una profesional del amor podía suponer una cierta frialdad si el cliente iba a lo que iba, sin importarle factores como los besos, los abrazos, las caricias, etcétera. Pero estas experiencias un tanto vacías han ido quedando relegadas a un segundo plano. 

Y no es para menos, puesto que los románticos empedernidos quieren disfrutar no solo de una buena y gratificante sesión de cama. A su vez, pretenden sentirse deseados, así como achuchados por una chica que les devore en todos los sentidos. 

Precisamente es lo que se consigue al contratar una experiencia de novia. En líneas generales este servicio no suele suponer un incremento del precio respecto a los demás como sí sucede con ciertas prácticas. El desembolso final se calcula en función de las horas que la profesional pasa con el cliente. 

En este sentido surge el primer detalle diferenciador y que atrae a muchos usuarios: existe la posibilidad de pasar toda una noche con la chica, un fin de semana e incluso más tiempo. Como novia que será del susodicho, estará siempre a su lado durante el período contratado. 

Antes de profundizar en aspectos más bien íntimos como el enorme placer que ello puede conllevar, es imprescindible no pasar por alto un detalle. Nos referimos a acudir a algún tipo de evento o reunión tanto familiar como de amigos, con una despampanante fémina barcelonesa. 

Este tipo de servicios no solo se realizan en la capital de Catalunya. A su vez, otras especialistas como las chicas de Reus también se encargan de ello. Por ende, sea cual sea la ubicación del cliente no surgen dificultades a la hora de dar con una mujer que satisfaga al individuo tanto físicamente como en otros sentidos. 

Delante del público la chica sabe cómo actuar: de la misma manera que lo haría con su respectiva pareja. De forma temporal se convierte en una novia con todas las letras, así que no faltan los achuchones y otros mimos. 

Ello dará a entender al resto de individuos allí presentes que, en efecto, la pareja goza de un gran estado de enamoramiento. Como es de esperar, el mismo también se evidencia en privado, con una mayor pasión si cabe. 

Y es que es entonces cuando el plano cien por cien íntimo de un noviazgo es sacado a relucir. Las diferencias son considerables en comparación con los servicios que antaño se consideraban tradicionales. 

De hecho, desde el principio queda demostrado con los apasionados besos que la profesional le hace al cliente que la ha contratado. Así es, son los mismos que le daría su propia novia estando muy enamorada de él. No hablamos de piquitos, sino de auténticos morreos en los que la lengua pasea arriba y abajo para terminar en una zona bien profunda de la boca ajena. 

Los preliminares tampoco dejan lugar a dudas sobre la relación de pareja -temporal- que se ha obtenido al abonar el servicio durante el tiempo previamente acordado. La especialista no tiene prisa de ningún tipo y ello se nota en este tipo de acciones que preceden al frenesí íntimo, el cual lleva al susodicho a experimentar sensaciones que solo podrían ser vividas con una auténtica novia

Hablamos de hacer el amor por todo lo alto, por supuesto dando muchos besos y también abrazos a lo largo de la sesión de desenfreno en la que ambos cuerpos se fusionan en uno solo. Pero, ¿qué sucede al finalizar? Todo acaba de empezar, estando lejos de una despedida simple y convencional. 

De nuevo los besos son proporcionados al usuario, haciéndole sentir aquello de lo que disfruta un novio cuando es deseado por su novia. Tras haber disfrutado como nunca, el cliente no duda en repetir la misma experiencia a posteriori sin pensar en probar con otra profesional distinta. Es precisamente por este motivo por el que tanto se esfuerzan las chicas de Barcelona, Reus y otras zonas de Catalunya a la hora de llevar a cabo una girlfriend experience. El porcentaje de repetidores es bastante elevado gracias a ello, lo cual es comprensible valorando el gran placer que proporcionan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Cómo escoger un buen secador de pelo y los principales modelos del mercado

Read More →