Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Así es el servicio de acompañamiento hospitalario que tanto éxito tiene

Por   /  29 noviembre, 2019  /  No hay comentarios

La familia está para lo bueno y para lo malo. Esta frase acostumbra a dejarse leer en muchas publicaciones que tienen un claro objetivo: estrechar los lazos que unen a padres, hijos, tíos, primos, etcétera. Lo cierto es que logra calar muy hondo en la mayoría de individuos, quienes no dudan en ponerla en práctica.

Así lo demuestra el mal momento en que, por desgracia, un familiar es ingresado en el hospital. Las noticias no son demasiado positivas, puesto que deberá permanecer en el centro sanitario durante varios días e incluso semanas. Sin embargo, allí están los familiares, dándole apoyo y todos los cuidados que necesite. Pero, ¿cómo compaginarlo con la vida de cada uno?

Por muy hondo que cale la frase anteriormente mencionada, los familiares trabajan, estudian, tienen otros compromisos y necesitan poder descansar bien. Es entonces cuando, investigando, acaban dando con una opción a tener en cuenta: el servicio de acompañamiento hospitalario.

Paulatinamente va registrando un mayor número de contrataciones en todo el país. Sea cual sea el motivo que haya llevado al paciente a ingresar en el hospital, los familiares se decantan por solicitar la presencia y asistencia de un especialista. ¿Nunca antes habías oído hablar de este servicio? En Revista Vilanova te contamos exactamente en qué consiste.

Contratación por horas tanto de día como de noche

Turnándose unos y otros familiares es posible que gran parte del día pueda cubrirse, pero durante ciertas horas no sería viable que hubiera nadie al lado de su ser querido. Afortunadamente el citado servicio es contratable por horas, ya que las empresas que lo llevan a cabo saben que la versatilidad es clave para tener un amplio abanico de clientes.

Ponte en situación: justo durante las primeras horas de la mañana, por ejemplo de 8 a 11, a ninguno de vosotros os va bien hacer acto de presencia en el hospital. En tal caso, con una puntualidad exquisita, el profesional acude a la habitación en la que se encuentra el ingresado.

Pero, ¿y si una necesidad similar surge a determinadas horas de la noche o durante toda ella? Este tipo de servicio también está disponible en horarios nocturnos, lo cual es de agradecer enormemente por parte de aquellos familiares que llevan muy mal el hecho de dormir en una butaca.

Algunos especialistas brindan la posibilidad de coger un pack de diez horas por la noche a un precio bastante asequible, el cual ronda los siete euros por cada sesenta minutos.

Máxima atención en todo momento

Como es comprensible, los familiares que se quedasen por la noche –en caso de poder compaginarlo– tarde o temprano necesitarían echar una cabezadita, por muy incómodo que sea. Ello no sucede en caso de solicitar el acompañamiento hospitalario, ya que el profesional permanece atento a lo largo de todas las horas para las que ha sido contratado.

Básicamente se hace con dos objetivos. El primero, por supuesto, se resume en atender al afectado tal como se merece. ¿Necesita comer pero no puede? El especialista se encarga de colaborar, dando pie a que la ingesta de los alimentos y la posterior digestión tengan lugar bajo condiciones óptimas.

La misma atención se da con otras necesidades: tener que ir al baño, requerir la asistencia de una enfermera, etcétera. Precisamente en esta última situación el acompañante procede rápidamente a solicitar asistencia médica sin interferir en las labores del profesional a cargo del enfermo en cuestión.

Ya se ha descrito el primer objetivo de permanecer siempre atento al paciente. Pero, ¿el segundo en qué consiste? Básicamente hace referencia a los familiares. Y es que el ingresado no es el único que se ve beneficiado por el acompañamiento hospitalario.

Es comprensible que desde sus padres hasta los tíos, sobrinos y demás allegados pasen por duros momentos sabiendo que su familiar está en el hospital sin que ellos puedan permanecer a su lado. ¿Estará bien? ¿Necesitará algo? Este tipo de cuestiones son resueltas por el especialista al que se contrata.

De hecho, en lo referente al estado del paciente, el profesional elabora un informe muy completo en el que va anotando diversos aspectos relacionados con el bienestar no solo a nivel físico, sino también en términos psicológicos.

Todo ello se traduce en proporcionar a la familia una impagable tranquilidad. Cuando se hace el relevo, sustituyendo al acompañante, dicho documento se encuentra en la habitación para poder consultarlo y empaparse de multitud de información tan relevante como la tensión arterial, la temperatura y el estado de ánimo que ha presentado en ese día concreto.Por aspectos de tal nivel de importancia no es de extrañar que paulatinamente el servicio de acompañamiento hospitalario haya ido adquiriendo un mayor éxito a nivel nacional. Cada vez se dejan ver más profesionales del sector en hospitales de todo el país, ganando en calidad de vida tanto los pacientes como sus familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Los Strip Club de Barcelona conquistan Europa

Read More →