Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Cómo asegurar una larga vida a nuestro robot Roomba

Por   /  30 abril, 2018  /  No hay comentarios

Si hacemos una buena inversión en un robot de esta prestigiosa marca lo más correcto es darle un mantenimiento adecuado con sus correspondientes accesorios originales

Desde principios de este siglo XXI, el mundo de los robots de limpieza automáticos fue revolucionado gracias a la compañía iRobot. Esta empresa empezó a comercializar el primer artilugio que permitiría limpiar la casa de manera automatizada. Un dispositivo capaz de recoger los residuos que encuentra a su paso, mientras recorre toda la vivienda estratégicamente.

La principal virtud de este robot aspirador se encuentra en su inteligencia artificial, que le permite, gracias a una red de sensores distribuidos alrededor de la estructura de la máquina, sortear todo tipo de obstáculos y permanecer indemne, evitándole caer por escaleras o superficies que pudieran provocar una rotura inmediata.

Aunque este robot sepa valérselas de sí mismo para prolongar su “esperanza de vida”, es muy recomendable realizar un mantenimiento adecuado usando los accesorios y recambios Roomba que la compañía nos ofrece.

Estos dispositivos han ido evolucionando a lo largo del tiempo, incorporando nuevos elementos capaces de optimizar la limpieza en varios sentidos.

  • Introducen una memoria avanzada capaz de recordar por donde ha pasado e incluso, en el caso de quedarse sin batería, ser capaz de volver a su punto de auto-recarga y luego reiniciar el proceso de limpieza justo por donde lo dejaron.
  • Otras variantes además le permiten limpiar el suelo como si de una fregona se tratase, incorporando productos de tratamiento basados en líquidos y agua, adaptándose a todo tipo de superficies.
  • Puede detectar diferentes tipos de residuos e incluso anunciar a su propietario, por medio de una señal, cuando el filtro está lleno.
  • Incorporan numerosos recambios y accesorios, tales como cabezales de limpieza, depósitos, escobillas, filtros, etc… Que van incrementando las capacidades de sus predecesores, permitiendo recoger mejor los residuos, almacenarlos y depurarlos para evitar que la máquina sufra desgaste con el tiempo y la casa quede en perfectas condiciones.

Vistas las características principales de este robot, vamos a analizar cuales son los elementos imprescindibles para poder conservarlo en un óptimo estado a lo largo del tiempo.

Elementos para el mantenimiento de un Robot Roomba

El mantenimiento de un robot de estas características se centra principalmente en la limpieza y sustitución de cada uno de sus accesorios y recambios cómo vamos a observar a continuación

La base de la limpieza: Los cepillos

Es importante empezar por este elemento dado que su estado determinará si la limpieza se realizará en las mejores condiciones o si, por el contrario, iremos progresivamente quedando molestos por el decremento en la calidad de la misma.

Hay que tener en cuenta que las características de los cepillos, como la dureza de las cerdas y el diseño de la estructura, influirá en el hecho de que se produzcan enredos de pelos o que no se recojan los residuos con la suficiente precisión que debería. Hay que recordar que el robot considera en todo momento en su memoria interna, que una vez que ha pasado por una superficie esta ha quedado limpia y si la calidad de los cepillos es insuficiente, es posible que el dispositivo no repita la pasada y el resultado no quede como precisamos. Si cambiamos los cepillos originales, conforme a las recomendaciones del fabricante, todo va a producirse en orden pero, si utilizamos otro tipo de cepillos, cabe la posibilidad de encontrarnos con un resultado muy inferior al estimado.

Los filtros: eliminando las micropartículas

Todos los modelos que aspiran hacen circular el aire a través de un filtro, el cual, dependiendo de su calidad, retendrá un tipo de partículas u otras. Generalmente el flujo de aire entra por el punto de aspiración y sale por otro lado, pasando antes por ese filtro que impedirá que algunas micropartículas como el polen vuelvan otra vez a depositarse en la vivienda.

Es por ello que iRobot tuvo en cuenta esta premisa para fabricar unos filtros de máxima calidad, ofreciendo así una limpieza más allá de lo visible. Esto es beneficioso por ejemplo, en el caso de tener un familiar con alergias a los ácaros y al polen. Los recambios oficiales aseguran ofrecer un filtro HEPA (filtro de aire de alta eficiencia) que satisface unos estándares de calidad muy importantes. En cambio otros filtros, que no pertenezcan a la compañía, puede que no filtren adecuadamente estas partículas invisibles, dejándolas pasar desapercibidas y haciéndonos pensar, erróneamente, que hicieron el mismo trabajo que su contrapartida original.

Máxima durabilidad, mayor eficiencia

Otro elemento en el que merece la pena no escatimar es las baterías, dado que estas permiten que el robot no tenga que estar recargando periódicamente, permitiendo realizar travesías más largas por toda la casa. Un efecto que se produce al utilizar baterías compatibles de mala calidad es el de una rápida descarga y una lenta recarga, que provoca un gasto de electricidad adicional y que podría acabar resultando en un sobrecoste inesperado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

La antigua cultura minoica de Grecia

Read More →