Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

Qué es el adiestramiento canino y las técnicas más eficaces

Por   /  2 octubre, 2018  /  No hay comentarios

adiestramiento canino

Todos hemos escuchado el término ¨adiestramiento canino¨ pues su significado es más que deducible. Adiestrar viene a decir educar, pero es importante conocer los detalles en cuanto a qué consiste esta técnica y las principales modalidades de adiestramiento que existen.

Las técnicas de adiestramiento son conocidas internacionalmente y algunas personas hace tiempo que apuestan por ellas para educar a sus mascotas. Sin embargo esta disciplina no está definitiva en detalle para que la sociedad tenga claro en qué consiste realmente.

Existen distintas visiones o posturas sobre el objetivo de adiestrar un perro, es decir, no todos los dueños de los animales tienen la misma perspectiva o finalidad. Hay una creencia errónea de que el adiestramiento canino se basa en la robotización del perro, o que está orientada únicamente a perros deportistas o de trabajo. Sin embargo, la idea de un curso de adiestramiento para perros está lejos de robotizar o machacar a un animal para que cambie su comportamiento, sino más bien en modificar comportamiento de un modo saludable y beneficiosos tanto para las mascotas como para los dueños.

Qué es el adiestramiento canino

El adiestramiento canino es el proceso a través del cual una persona consigue que un perro obtenga una destreza o una habilidad mediante un sistema de enseñanza – aprendizaje con el fin de que mantenga tal destreza en el tiempo. Dicho de otro modo, se trata de la modificación de una serie de conductas que tiene el animal y que son consideradas no saludables o no recomendadas mediante un proceso de aprendizaje guiado por un especialista en la materia.

De modo que en este aprendizaje que está llevando a cabo el perro, se requiere una persona experta sea la que guíe el proceso, de manera directa o indirecta, con el fin de mantener y perfeccionar tales conocimientos y habilidades. Si no ocurre de ese modo, el perro no puede considerarse amaestrado, pues la clave está en el mantenimiento de tales conductas modificadas. Se podría decir que los comportamientos adiestrados requieren de práctica constante, pues el adiestramiento es un proceso que debe tener lugar toda la vida.

Aunque es más que evidente a causa de la visión de aprendizaje que estamos defendiendo, es necesario aclarar que no cabe la violencia y ningún tipo de maltrato durante el proceso de adiestramiento. Algunas personas siguen pensando que la violencia es el único modo de hacerle entender a un animal la modificación de un comportamiento, pero lo cierto es que la línea a seguir no incluye este tipo de actuaciones.

Como recomiendan expertos como Jeremie, adiestrador de perros referente a nivel nacional, este proceso empieza con lo que se llama ¨obediencia básica canina¨. Se trata de una parte del adiestramiento que consiste en actividades que realiza el perro cuando el experto o el dueño le ordena hacerlos. Este tipo de obediencia ayuda a mejorar la convivencia entre los seres humanos y las mascotas; además de que es una herramienta útil para la seguridad del perro en ocasiones en las que el animal está en una situación de peligro. Una llamada, un silbido o un sonido puede salvar la vida de un perro frente a un accidente de coche por ejemplo.

Dos grupos de técnicas de adiestramiento canino

Existen muchas técnicas de adiestramiento canino, pero todas ellas se reparten en dos grandes grupos. Las primeras son las que se centran en Teorías del aprendizaje; y las segundas las que se basan en la Etología canina.

Técnicas basadas en la Teoría del aprendizaje

La teoría del aprendizaje se centra en la modificación del comportamiento mediante un proceso de aprendizaje. Le otorga relevancia a este proceso en lugar de considerar como factor principal las conductas típicas de la especie. La manera de poner en práctica este tipo de técnicas es mediante los refuerzos positivos y negativos, así como los castigos.

Las técnicas que encontramos dentro de este grupo son el adiestramiento tradicional, el adiestramiento positivo, y las técnicas mixtas. El adiestramiento tradicional usa refuerzos negativos y castigos para modificar conductas como collares eléctricos. Para muchas corrientes este tipo de prácticas son consideradas violentas y crueles. El adiestramiento positivo utiliza refuerzos positivos y recompensas como comida, juegos y caricias. Y las técnicas mixtas son las que combinan las dos anteriores.

Técnicas basadas en la Etología canina

Este tipo de adiestramiento es aquel que se centra en conductas naturales del perro priorizando en las condiciones innatas del animal frente a las teorías de aprendizaje. El proceso se basa en establecer una relación jerárquica en la que el dueño está por encima del perro, de modo que se convierte en el líder al que hay que seguir.

Cabe mencionar que muchos adiestradores no consideran esta técnica como una forma eficiente y aceptada de adiestramiento sino más bien como un proceso complementario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

cv

El valor de un CV traducido

Read More →