Cargando...
Te encuentras aquí:  Home  >  Reportajes  >  Artículo

5 ideas para lograr una casa cómoda y acogedora en el invierno

Por   /  20 noviembre, 2019  /  No hay comentarios

Bajan las temperaturas, los días se hacen más cortos y la nieve nos visita con frecuencia. Con la llegada del invierno, solo apetece estar en casa. Aquí te ofrecemos algunas sugerencias para convertir tu hogar en un refugio cálido y confortable.

Los meses de frío han llegado y prometen olas de bajas temperaturas, lluvias y nieve en algunas ciudades. Y aunque esto no impedirá que sigamos nuestras rutinas de trabajo, estudio y diversión fuera de casa, lo cierto es que apetece cada vez más volver al maravilloso sofá-manta, preparar una infusión o receta rica en calorías y sentirse refugiados de la hostilidad que suele brindarnos el clima en estas épocas del año.

Por ello, queremos brindarte algunas ideas para que tu hogar sea un verdadero nido de calor y confort. 

1- Prepara tu sistema de calefacción

Muchos de nosotros no sabemos cómo calentar una casa, así que estos son los puntos que no puedes olvidar: limpiar y poner a punto los radiadores, incorporar un calefactor en el cuarto de baño, darle un vistazo a la caldera y conseguir un termostato.

Cuando se trata de estancias muy amplias y el sistema es eléctrico, son muy recomendables los convectores ya que calientan directamente el aire a través de unas resistencias que se calientan con corriente eléctrica, ambientando el espacio en muy poco tiempo. Muchos de ellos, pueden ser controlados con aplicaciones móviles que nos indican cómo utilizarlos para optimizar la energía.

Otro aliado infalible a la hora de calentar una casa son los emisores térmicos, ya que mantienen el calor durante mucho más tiempo que la mayoría de sistemas de calefacción eléctricos y utilizan un 30% menos de energía. Además son respetuosos del medio ambiente y pueden programarse para mantener la temperatura perfecta en todo momento. Y lo mejor es que no deberás moverte del sofá, ya que vienen con mando a distancia. 

Cualquiera sea tu sistema de calefacción, recuerda que también es importante contar con un buen sistema de aislamiento en tus ventanas, de lo contrario estarás desperdiciando energía. 

2- Consigue un sillón relax

Este es el momento perfecto para darte el gusto. Los sillones relax ya no son un lujo. Ahora hay una variedad de opciones muy asequibles y sus ventajas superan ampliamente las de un sillón convencional: nada se compara a la experiencia de llegar a casa y tumbarse en un confortable sillón que se adapta a la forma de nuestro cuerpo y por si fuera poco, hace masajes. 

A la hora de elegir un sillón relax, ten en cuenta su tamaño (son más grandes que los tradicionales), los materiales, garantías y la facilidad a la hora de transportarlos (muchos de ellos traen ruedas para poder moverlos con mayor facilidad).

Los hay eléctricos, manuales, con función de masaje y/o calor. También existen modelos “levantapersonas”, especialmente recomendados para adultos mayores, post cirugías o problemas de articulaciones. Un sistema eléctrico de grúa, deja a la persona prácticamente de pie.

De seguro será una inversión en calidad de vida de la que no arrepentirás

3- Renueva tu colchón

Por muchas que sean nuestras obligaciones, el sofá y la cama son los lugares donde mayor tiempo pasamos en el hogar, sobre todo en invierno.

El hecho de que te despiertes cansado o adviertas dolores en tu espada, son señales de que tal vez sea hora de renovar tu colchón.

Actualmente, el material estrella en colchonería es la viscolástica. Sus ventajas son muchas: soportan presiones sobre la superficie consiguiendo recuperar su forma inicial con una gran efectividad, son muy recomendables para personas con problemas de cervicales o lumbares, livianos para transportar, antiácaros, tienen un tacto agradable y su durabilidad oscila entre 10 y 12 años.

A la hora de elegir un colchón viscoelástico asegúrate de conocer las especificaciones para su mantenimiento y recibir el asesoramiento adecuado. 

4- Compra mantas y cortinas nuevas

Los textiles suelen ser la clave para dar calidez a un ambiente. Entre ellos, las mantas y cortinas pueden dar una sensación de abrigo infalible. 

Cuando elijas tus cortinas de invierno ten en cuenta que sean versátiles. Es decir, que permitan el paso del sol pero puedan también aislar del frío. Este efecto puedes conseguirlo combinando cortinas tipo visillo o tul con las de alta densidad o blackout.

El mejor complemento para tu sofá será una manta liviana y suave al tacto. Hay mantas XXL, con forro polar, reversibles, tejidas y hasta con bolsillos. Seguro encontrarás la manta que se adapte a tu gusto y estilo de decoración. 

5- Incorpora recetas calóricas a tu cocina

Una cocina que huele a comida casera, da un mensaje hogareño y de bienvenida. En estos meses, es importante incorporar recetas con alto contenido calórico como guisados, platos de cuchara y potajes. 

Las legumbres, los frutos secos, sopas y pastas varias, pueden sumarse a tus recetas invernales para ganar la batalla contra el frío.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like...

Los Strip Club de Barcelona conquistan Europa

Read More →